coaching

Coaching Ruth: Cinco claves para mejorar tus habilidades sociales

La comunicación en nuestra vida es clave para poder relacionarnos con nuestro entorno pero ¿qué tal sabes manejarte ahí? ¿Conoces bien qué son las habilidades sociales?. La definición concreta sería la siguiente: “son un conjunto de conductas necesarias que nos permiten relacionarnos e interactuar con los demás de forma satisfactoria y efectiva”.

En definitiva y para que lo veas de forma más coloquial te diré que dentro de las habilidades sociales se encuentran acciones como: saber escuchar, hacer preguntas, expresar tus opiniones de forma asertiva, saber elogiar, disculparse, pedir ayuda, admitir que algo se desconoce, saber agradecer, afrontar las críticas…. Y un largo etcétera que nos llevaría a darnos cuenta de la cantidad de cosas que realizamos a diario para interactuar con los demás y que mejorando algunas de ellas, si es que lo necesitas, mejorarían mucho tus relaciones sociales, familiares, laborales… De ahí la importancia de prestar atención y manejarnos bien en éste ámbito.

Si bien estas habilidades están formadas por nuestras creencias, valores, experiencias vividas, etc., también te diré que ninguna es innata a la persona; es decir, uno no nace con determinadas habilidades sociales, no vienen de serie en tu ADN sino que las vas aprendiendo y modificando a lo largo de la vida. Así pues podemos ir aprendiendo nuevas conductas que nos ayuden a mejorar, podemos ir modelándolas en función de los resultados que veamos van teniendo e incluso podemos cambiar aquellas que no nos funcionan por otras completamente distintas.

Hoy te lanzo algunas claves que quizá te sirvan para mejorar algunas de ellas:

  1. Desarrolla tu empatía. Con ello harás que la otra persona se sienta comprendida, no juzgada. La gente empática tiene un círculo de amistades amplio; son esas personas a las que coloquialmente decimos “me caen bien” y es que realmente la empatía en una persona hace que se abran amistades con facilidad permitiendo conocer a gente nueva y entregada a esa relación.
  2. Comunica asertivamente. Ya hemos hablado de la asertividad en muchas ocasiones pero como dejarla atrás en un tema como es el que hoy me lleva a escribir este post. Te recomiendo en este punto que utilices a menudo el “yo” en tu comunicación.” Yo creo que…, yo necesito…, yo pienso…”.Cuando una persona es capaz de expresar lo que necesita y piensa de forma asertiva , crea en sus relaciones un vínculo de sinceridad y honestidad que difícilmente puede salir mal parado.
  3. Interrogación negativa. Se utiliza mucho para afrontar la comunicación cuando recibimos una crítica. Por ejemplo: ¿qué tiene de malo cambiarme el color del pelo? ¿qué importa que haya engordado unos kilos en los últimos meses?. Es algo que hace pensar a la persona que tenemos en frente y que a la vez nos permite expresar nuestro no enfado ante una crítica .
  4. Ignora la ira. Ante conversaciones con un tono de voz subido, reproches, insultos, etc… nunca respondas de la misma forma. Puedes desarmar la ira permaneciendo en silencio y pidiendo a la otra persona que se tranquilice y que si prefiere te hable en otro momento.
  5. Haz que la conversación sea agradable. ¿Cómo? Mantén un equilibrio entre la escucha y tu participación; elogia cuando creas a la otra persona; mantén tu optimismo ante la situación que estéis compartiendo; utiliza la escucha activa; sonríe, asiente… en fin hay muchas formas de hacer agradable un momento y sólo cuando se practica se llega a obtener muy buenos resultados. Cuando has pasado un buen rato con otra persona deseas repetir ¿verdad?.

Para acabar os voy a dar lo que para mí es la CLAVE más importante de todas: “El sentirse a gusto con uno mismo es la condición necesaria para relacionarse con otros”. Erich Fromm

Ruth Ajo es experta en coaching y colabora con Leganés Activo para dar a conocer esta técnica y los beneficios que conlleva. Aprende más en www.coachingRuth.com.

103 views

Deja tu comentario

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail