Bomberos-intervención-hospital

Nueva jornada de alerta naranja por tormentas en Leganés

La Comunidad de Madrid se enfrenta a una nueva jornada de alerta naranja por fuertes tormentas y viento. El Ayuntamiento de Leganés ha activado desde las 14 horas el plan de inclemencias climatológicas. En la jornada de ayer, jueves, Policía, Bomberos y Protección Civil tuvieron que atender 50 avisos.

Bomberos de Leganés, Policía Local y Protección Civil efectuaron en la tarde del jueves más de 50 salidas para atender avisos derivados del temporal de intensa lluvia y viento que azotó la ciudad durante varias horas.

El Ayuntamiento de Leganés activó desde primera hora del jueves el Protocolo de Inclemencias Meteológicas debido a los avisos ofrecidos por el Centro de Emergencias 112 de la Comunidad de Madrid. Esto supuso el refuerzo del Servicio de Bomberos y Policía Local y se activó a los voluntarios y voluntarias de Protección Civil.

Las Concejalías de Seguridad Ciudadana y Sostenibilidad y Servicios a la Ciudad trabajaron de forma coordinada durante toda la jornada para minimizar los daños ocasionados por el temporal y trabajar rápidamente en aquellos espacios que presentaban peor estado o que requerían de una atención preferencial.

Los servicios municipales atendieron avisos en puntos destacados del municipio. De esta forma, trabajaron en la retirada de un árbol en el Hospital Severo Ochoa, avisos por trombas de agua en el campus de la Universidad Carlos III de la ciudad o por caída de tejas en el Instituto Psiquiátrico José Germain.

El director general de Seguridad Ciudadana, Óscar Oliveira, felicitó a los trabajadores municipales y voluntarios y voluntarias de Protección Civil que participaron en el dispositivo desarrollado por la tarde. “A partir de las 17:30 horas el Servicio de Extinción de Incendios del Ayuntamiento de Leganés, Policía Local y los voluntarios y voluntarias de Protección Civil de Leganés realizaron más de 50 salidas. Hay que destacar el trabajo que realizaron los componentes de los tres cuerpos que evitaron que la incidencia de estas precipitaciones fuera más perjudicial para nuestra ciudad”, señaló Oliveira alabando la efectividad de las intervenciones.

Durante la tarde estuvo cortada temporalmente la carretera de La Fortuna debido a las balsas de agua formadas. Alrededor de las 21 horas reabrió con normalidad. La lluvia también anegó otros espacios de la ciudad que requirieron de la intervención de los servicios municipales de emergencias.

Una nueva alerta

Tras esta accidentada jornada, el Ayuntamiento y su equipo de emergencias se enfrenta a un nuevo día de tormentas y vientos. Las precipitaciones están provocando ya goteras y pequeñas inundaciones en algunos lugares de la ciudad aunque, en estos momentos, los daños son aún menores que el pasado jueves.

68 views

Deja tu comentario

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail