Artículo

pleno-noviembre-leganesactivo

El Pleno de Leganés rechaza las cuentas generales de 2015 y 2016

El Pleno de Leganés debatió la aprobación de las cuentas de 2015 y 2016 durante la sesión de noviembre. Un debate en el que se criticó que el Gobierno local deja dinero sin gastar de las partidas sociales o de rehabilitación de colegios, entre otras. Además, se destacó que la falta de herramientas impide saber la situación financiera real del Ayuntamiento. 

Con meses de retraso, el equipo de Gobierno local presentó las cuentas correspondientes a los años 2015 y 2016. Dos informes elaborados por los técnicos municipales en los que se detalla la gestión económica de la ciudad. Tras su lectura, los grupos políticos de la oposición destacaron una realidad: no se gasta todo lo que se presupuesta. A pesar de las carencias sigue siendo más lo que se ingresa que lo que se gasta”, aseguró Eva Martínez de Leganemos.

Concretamente, desde ULEG se destacó que el pasado año no se ejecutó la totalidad del presupuesto en gastos sociales. “Nos llama mucho la atención que del presupuesto para arreglar colegios haya 282.000€ sin gastar en 2016“, destacaron. Este porcentaje supone más de 65% de lo que se presupuestó en la partida total. Además, de los 2.094.000€ presupuestados para servicios sociales, se dejaron sin gastar 675.000€. En el área de asistencia a la mujer se dejó sin ejecutar el 45%, tampoco se ejecutó el 74% de la agencia de medioambiente o un 29% de participación ciudadana. Por otro lado, también se destacó que de todos los gastos que se han formalizado a lo largo de 2016, solo un 2.2% por habitante corresponden a inversiones.

Esta falta de gasto se une a una reducción en la recaudación. Y es que, según las cuentas generales han descendido los montantes recaudados a través de impuestos, algo que no se explican desde Intervención según recogen en el informe elaborado. “No se preocupan por recaudar todo lo que deberían y siguen sin un proyecto de presupuestos“, declaró Eva Martínez.

Reducción de la deuda

Con esta restricción en los gastos, el Ayuntamiento ha conseguido reducir las deudas que se mantenían con las diferentes instituciones. No obstante, las cuentas continúan con remanente negativo, es decir, saldo en números rojos que debe ser recuperado en el ejercicio siguiente o elaborar un Plan Económico Financiero para planificar cómo se recuperará.

En su intervención, Pedro Atienza, concejal de Hacienda destacó que el Ayuntamiento mantiene este remanente negativo de tesorería durante los últimos 7 años. “Este remanente no se puede destinar a inversiones“, recalcó. Por ello, aseguró estar trabajando en un nuevo Plan Económico y Financiero. “¿Le parece coherente hacer un Plan Económico Financiero sin un presupuesto, al que también estamos obligados?“, le preguntaba Carlos Delgado (ULEG). En este sentido, el concejal matizó que “no estamos haciéndolo, estamos buscando las líneas para saber qué se puede hacer“.

No obstante, Atienza destacó que en los últimos años este remanente se ha visto reducido a través de la contención del gasto, y el incremento de los ingresos en un millón de euros “porque son las únicas herramientas que ustedes nos dejan. Ustedes no están dispuestos a votar a favor de un presupuesto”. Una contención que ha permitido reducir la deuda viva (con el Ministerio de Hacienda) en 3 millones de euros, y la deuda a largo plazo en 8 millones. Las cosas se están haciendo bien para evitar que este Ayuntamiento siga incumpliendo la normativa de Estabilidad Presupuestaria“.

No se conoce la realidad económica

Durante el debate se destacó que la falta de un inventario municipal, entre otras herramientas, imposibilitan saber cuál es realmente la situación financiera y económica del Ayuntamiento. Además, teniendo en cuenta, las sentencias judiciales que han ido apareciendo y que deben ser pagadas en los próximos años.

No tenemos una imagen real del ejercicio financiero porque carecemos de un inventario por lo que no sabemos cuál es el patrimonio del Ayuntamiento, su valoración y su evolución“, destacaba Javier de Diego, edil del PP. “Intervención destaca que como no existen los mecanismos necesarios no podemos saber si la realidad de la situación financiera es la que el equipo de Gobierno está diciendo“, puntualizó Rocío Cruz, concejala no adscrita.

ULEG explicó que desde 2007 la Inspección del Ayuntamiento siempre “da los mismos tirones de orejas a todas las cuentas. “Ya es hora de que el Tribunal de Cuentas entre como tiene que entrar a ver qué está pasando en este Ayuntamiento y, que si hay responsables, lo paguen“.

Para hacer el inventario municipal y atajar estos problemas, el PP creó un pliego en 2014, durante la legislatura pasada, cuyas ofertas no se abrieron hasta 2015 y no se valoraron hasta julio de 2017, “llevamos tres meses sin saber quién tendrá esta adjudicación“, criticaba De Diego. “Quisimos probar con una herramienta gratuita del Ministerio de Hacienda pero vimos que solo servía para Ayuntamientos pequeños, por eso hemos reactivado el pliego“, explicaba Atienza.

Por otro lado, desde ULEG se alertó de las consecuencias que, a su parecer, puede llegar a tener esta situación:

Por este camino: sin presupuestos, con ordenanzas fiscales que se presentan para hacer el paripé, sin enjugar este remanente negativo de tesorería y luego tenemos dinero para asociaciones varias o pagar sentencias al criterio que le parece al equipo de Gobierno sin ningún tipo de control, criterio ni consignación… Me parece que antes o después vamos a tener al señor Montoro fiscalizando las cuentas del Ayuntamiento de Leganés

Fuera de plazo

Las cuentas se han debatido en noviembre de 2017, lo que supone que se encontraban fuera de plazo. No solo las de 2015, con un año de retraso, sino también las de 2016 ya que deberían haberse llevado a Pleno en el segundo trimestre de este año. “En mayo se aprobó que Ustedes trajeran las ordenanzas fiscales para el siguiente mes y un proyecto de presupuestos y prácticamente se niegan a ello“, destacó Rocío Cruz referente a los retrasos del Gobierno local.

Finalmente las cuentas de 2015 fueron rechazadas con las abstenciones del grupo popular y el concejal no adscrito Jorge Pérez, el voto favorable del Gobierno local -compuesto por PSOE e IUCM- y el no del resto de ediles de la corporación. Mientras que la votación de las del 2016 fue retrasada tras la aprobación del voto particular de Rocío Cruz en el que se denunciaba todo lo criticado en el debate. Esta situación obliga al PSOE a volver a llevar las cuentas al Pleno, esta vez, incorporando el voto particular, ya que deben ser aprobadas por imperativo legal.

263 views

Leave a reply

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail