Amrabat contra Ter Esteguen Butarque

Fútbol: El Barcelona FC vence a un CD Leganés que mereció más

FÚTBOL. PRIMERA DIVISIÓN. MASCULINA. CRÓNICA. El Club Deportivo Leganés pierde su encuentro en Butarque frente al Fútbol Club Barcelona por 0-3 con dos goles de Luis Suárez y uno de Paulinho. Derrota difícil antes de afrontar el resto de partidos contra rivales más asequibles. Los más de 11.000 espectadores de la tarde del sábado reservaron el plato principal para el terreno de juego, donde el fútbol prometía a veintidós protagonistas dando lo mejor por motivos abismalmente distintos: la victoria de los visitantes, por mera cuestión de prestigio y renombre; los locales, por supervivencia.

Valverde, el entrenador culé, ha demostrado entereza y valores en sus primeros meses al mando del Barcelona. No le pesa el puesto y su resolución le ha llevado a registrar de los mejores números de la década. Con Mascherano lesionado y Piqué y Umtiti apercibidos de sanción, el ex técnico del Athletic Club alineó a su pareja de centrales con el riesgo de que uno de ellos – o ambos – se pierdan el choque del próximo fin de semana frente al Valencia, rival directo por la lucha del simbólico título de Campeón de Invierno. Semedo y Jordi Alba completaban los laterales y la línea de centro de campo estaba compuesta por Busquets, Rakitic e Iniesta, principales portadores del ADN Barça que tantos equipos intentar imitar. En punta, los restos de una MSN que este año sobrevive gracias a las ‘marcianadas’ de Messi y con la novedad de Paco Alcácer que, en silencio, se ha hecho un hueco en el once titular.

Szymanowski Iniesta capitanes ButarqueSi Ernesto Valverde no reserva nada, Garitano tampoco es muy conservador en su planteamiento. Ya decía en rueda de prensa que si salían a presionar arriba y a divertirse, les podían caer “cinco o seis” goles. Lo lógico hubiera sido una defensa de cinco, o Erik Morán haciendo de pivote y colándose entre la dupla central pero, en lugar de apostar por el juego replegado, estableció un esquema 4-2-3-1 con muchas variantes con respecto a las últimas jornadas. El lateral derecho, que no encuentra dueño esta temporada, lo ocupó en el inicio Diego Rico, que no juega desde el enfrentamiento en Copa a finales de octubre, mientras que el lateral izquierdo fue cosa de Zaldúa, que lo ha monopolizado a base de partidos remarcables. El centro de la defensa, con altura para frenar al uruguayo Luis Suárez, iba a ser cosa de Siovas y Ezequiel Muñoz. El centro del campo presentaba un juego bidireccional, con Rubén Pérez más pegado a la línea defensiva y Gabriel Pires dando balón al siguiente sector, la tierra de nadie, donde Javi Eraso es dueño y señor del esférico para dar balones a las bandas, con Alex Szymnowski y Nabil El Zhar en las bandas y Nordin Amrabat en punta.

Las claves del Leganés – Barcelona

Los puntos fuertes para el Lega pasaban por diferentes escenarios; la alineación de Diego Rico, un lateral físico, en la banda de Lionel Messi no es pura casualidad. Que Garitano alinee a dos pulmones como El Zhar y Szymanowski en las bandas para aprovechar el cansancio de los laterales culés es fruto de un estudio exhaustivo. Y no, no es el partido para Claude Beavue, porque bajar a recibir balón a un centro del campo donde acechan Busquets, Iniesta y Rakitic no es una opción válida para hoy.  El Leganés es un equipo defensivo, no cabe duda, pero si quería tener alguna posibilidad de rascar puntos al líder debía hacerlo por las bandas.

La anécdota del partido será, sin lugar a duda, el saque erróneo de Amrabat, que fue muy decidido sin pasar el balón hacia la portería de Ter Stegen. Se pitó falta y quien, de facto, puso el balón en movimiento fue el Fútbol Club Barcelona, que perdió el esférico tras noventa segundos de posesión larga. En los primeros compases, el cuadro culé se sentía más cómodo por las bandas, entrando fácil pero sin demasiada participación de jugadores clave como Messi o Andrés Iniesta. Esta fue la clave de la primera parte, la anulación de los jugadores más desequilibrantes.

Poco a poco, el Leganés se fue desplazando hacia delante, llevando la iniciativa y aportando las principales ocasiones de peligro. En el 19’ llegaba la ocasión más clara del partido; Amrabat roba un balón que se le escapa a Rakitic y corre hacia la portería antes de recortar a Piqué e intentar un balón picado que sale por encima de la cruceta. Buena ocasión para Nordin, que llega con confianza después de entrar con su selección al Mundial de Rusia de 2018. El Barça, totalmente anulado y sin ideas, vio como en quince minutos el Leganés le había robado la cartera.

El Barcelona FC marcó desde la primera parte

Szymanowski tira a puerta en ButarqueEn el 25’, Amrabat recortaba de espaldas en el área y dejaba en la frontal un balón que Gabriel Pires manda fuera por poco. Solo un minuto después, un centro de Javi Eraso llega a El Zhar, que cae en el área de forma dudosa y da lugar a la contra del Barcelona que acabaría en gol. Paco Alcácer centraba el balón y Cuéllar, que despeja horrible, deja un balón muerto a Luis Suárez que marca a placer. Un duro castigo para el Leganés, que estaba disfrutando de sus mejores minutos.

El equipo de Asier Garitano, lejos de bajar los brazos, siguió llevando la iniciativa y se volcó arriba, frustrando las labores defensivas de Piqué, que vio la amarilla por una falta tonta en el 29’. Rakitic, pocos minutos después, se enzarzaba con Szymanowski en un intercambio de palabras malsonantes. Sin mucho más, el partido se fue al descanso con la sensación de que el 1-0 era más justo que el 0-1.

Al comienzo de la segunda parte se producía el primer cambio del Leganés: se retiraba Eraso y entraba Beauvue. Dos jugadores con una misma vocación bajar para recibir balón y dar mayor transición al juego, pero con el de Guadalupe estando más pegado a la punta que al círculo central. Parece que Garitano cree en las posibilidades del equipo y mete más pólvora en la delantera para materializar la superioridad aparente en juego frente a una parca versión del Barcelona. Buena jugada del Leganés; Beauvue mata el balón con el pecho para que Nordin abra a banda a Szymanowski, que centra de manera estéril a las manos de Ter Stegen.

Pitadas para Undiano Mallenco

No cambió el ritmo del partido en los primeros minutos de segunda parte, en la que el Leganés atacaba y el Barcelona vivía de la renta del primer gol. Seguían llegando las internadas de peligro pepineras, con una ocasión clara de Beauvue, en el 51’ que disparó fuerte pero raso a las piernas de Ter Stegen. Luis Suárez, activo en todos los sentidos, vio la amarilla en el 52’ por protestar ante la calma de Cuéllar para sacar de portería.

Con dos puntas claros, una variante de la segunda mitad fue la incorporación del balón largo en la estrategia del Leganés, que fue ganando confianza y lo intentaba de todos los colores. Los constantes errores de Undiano Mallenco fueron carne de pitidos y malas palabras de la grada para el colegiado navarro, que favoreció mucho al Barcelona en materia de faltas. Se retira en el 58’ Semedo y entra Aleix Vidal, al mismo tiempo que se iba Iniesta y entraba Paulinho. Valverde tampoco se  quedó atrás en su planteamiento e introdujo dos piezas ofensivas más en el rompecabezas culé. No fue la tarde del de Fuentealbilla. En el 60’ se volvió a producir la injusticia con un gol de Suárez en un rechace de Paco Alcácer. Jugada calcada a la del primer gol pero con el Pichi Cuéllar más fino. De nuevo un gol que llega cuando el Barcelona no lo merecía.

Amrabat contra Luis Suarez e Iniesta Butarque con Undiano MallencoOtra jugada clave fue la llegada de Nordin Amrabat en el 63’, que se deshace del último hombre, pero falla ante el meta culé, que vuelve a blocar como un portero de balonmano. Paradójicamente, las piernas del portero fueron las que más trabajaron junto a las de Suárez en el conjunto visitante. En el 65’ entraba Gumbau por Szymanowski, que está muy lejos de su mejor nivel y dio paso a un jugador fresco. Aunque parecía que el Barcelona tomaba más el control del partido con posesiones largas, no llegaba al área de Cuéllar. La segunda llegada del conjunto de Valverde llegó en el 74’, con un rechace de Aleix Vidal que se va fuera de manera inexplicable. Era la cuarta ocasión de gol de un equipo que iba ganando por 0-2 a un equipo que merecía más. Cosas del fútbol.

Al final en encuentro, a pocos minutos del pitido, arrancó una ovación irónica al colegiado, que no ha tenido su día. En el 89’, de manera irrelevante, marcaba Paulinho, y dos minutos después finalizaba un partido en el que el Leganés mereció mucho más y en el Barça imperó la ley del mínimo esfuerzo. Dura derrota para el equipo pepinero, que tacha de su calendario a grandes equipos y se focaliza ahora en el Celta, próximo equipo y objetivo para una nueva escalada hacia las nubes

167 views

Deja tu comentario

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail