Fútbol: El Leganés pierde en Vigo en un partido marcado por las lesiones

FUTBOL. PRIMERA DIVISION. CRONICA. El Club Deportivo Leganés ha caído derrotado por la mínima contra el Celta de Vigo con un gol de Iago Aspas desde los once metros en la primera mitad. El conjunto gallego perdonó muchas ocasiones que le pasaron factura en la segunda mitad  y terminó sufriendo ante un Leganés que fue de menos a Cuarta derrota consecutiva para los de Garitano y gran homenaje al Toto Berizzo, un ídolo en Balaídos al que le han diagnosticado cáncer de próstata esta semana 

Asier Garitano presentó muchas novedades en el once titular destacando, sin lugar a duda, la entrada de Miguel Ángel Guerrero después de nueve jornadas sin disputar ni un solo minuto. El esquema del Leganés, cercano al 4-3-3 con algunas variantes de corte defensivo, encontró su punto álgido de revolución en la zona de máquinas, donde Gumbau, Erik Morán y Darko Brasanac entraban en lugar de Gabriel Pires, Javi Eraso y Rubén Pérez, tres bajas muy destacadas en el equipo de Butarque. En línea ofensiva, Szymanowski y Amrabat cubrían las bandas y completaban la artillería del equipo junto a Guerrero.

En el conjunto de Juan Carlos Unzué, con la delantera formada por Sisto, Iago Aspas y Maxi Gómez, lo más destacable fue la alineación de Lobotka, procedente del fútbol escandinavo y omnipresente en las jugadas más relevantes del partido.

El encuentro comenzó con una primera toma de contacto del Leganés, que intentó añadir intensidad en los primeros compases mientras que el Celta se iba haciendo paulatinamente con el control del balón. El ex segundo entrenador del Barcelona ha sabido importar el modelo de Luis Enrique al Celta y el gusto por el esférico se ha hecho religión en Balaídos. Por su parte, el Leganés a lo suyo; bien replegado atrás y esperando a la contra para aprovechar la velocidad de Szymanowski y Amrabat en bandas.

En el ecuador de la primera parte, el control de los de Vigo no solo se materializó en la posesión, sino también en las principales ocasiones de gol. Dos embestidas de Aspas y Jonny en respectivas jugadas hicieron trabajar al ‘Pichu’ Cuéllar, que blocó por debajo dos disparos desde la frontal del área. Los problemas comenzaron a llegar cuando, en el minuto 22, Darko Brasanac se rompía y debía ser sustituido por El Zhar. El marroquí, de indudable calidad ofensiva, no podía suplir la seguridad defensiva y la contención que el serbio garantizaba al conjunto madrileño. De hecho, poco después llegaba la jugada que marcó el punto de inflexión: Erik Morán llegaba tarde y lanzado hacia el balón y dejaba caer su peso sobre Jonny, que caía en el área para provocar un penalti que, en el 27’, lanzaba y anotaba Iago Aspas sin mayores problemas.

Después del gol llegaba el desconcierto de un Leganés torpe, sin ideas, y con apenas un 30% de la posesión. Se notaba la falta de Gabriel Pires y Eraso, artífices de los mejores trucos de magia que hemos visto este año de los pepineros. Gumbau y Morán fueron de más a menos en la primera mitad y Guerrero, que ni está ni se le espera, restó más que sumó al conjunto del equipo. Amrabat, intenso y metido en el juego, se vio perjudicado por la virtud – o defecto – de controlar en exceso el juego de espaldas a portería. Ezequiel Muñoz, que fue sustituido en el descanso, no estuvo acertado en la defensa. Si el Leganés no recibió más de un gol fue por la magistral actuación de Cuéllar, que intervino en varias jugadas con paradas de manual.

En la segunda parte, la entrada de Mauro Dos Santos por Ezequiel no se hizo notar demasiado sobre el césped y, además, se le volvió en contra al técnico de Leganés al caer lesionado Dimitrios Siovas en el 56’, lo que obligó a jugar a Tito, lateral por naturaleza, en el centro de la zaga, donde se encontró perdido en buena parte de la segunda mitad. Garitano agotaba así, por mala suerte y mala gestión, sus cambios con toda una parte por disputar.

En la última media hora de partido, el Leganés tentó el gol en varias ocasiones adelantando las líneas y desplazando a Szymanowski a una zona donde su juego cobrara más protagonismo que en una banda totalmente anulada. De hecho, dos de las jugadas más claras de empate llegaron de las botas del argentino, que fue uno de los que más creyó en el empate hasta el final.

Si el progreso del conjunto pepinero era una realidad sobre el terreno de juego, el partido se enfrió con una jugada en la que la suerte no acompañó a los hombres de Garitano. De no ser por la lluvia intensa que cayó sobre Vigo, Guerrero hubiera acabado rematando de manera limpia un balón que le llegó en el rechace de un corner en el 85’ y que, desgraciadamente, empujó hacia portería mientras caía al suelo tras un resbalo. El gol estuvo a unos centímetros de distancia.

El partido finalizaba sin mayor historia y con un Leganés que suma su cuarta derrota consecutiva – cierto es que a esta la preceden Sevilla, Valencia y Barcelona – y se queda de momento en una temporal novena plaza con 17 puntos. El martes recibe al Valladolid en la vuelta de dieciseisavos de final de Copa del Rey (con un parcial de 2-1 favorable a los de Butarque) y el fin de semana al Villareal en el compromiso liguero. Semana intensa en la ciudad de Leganés para pasar de ronda en el torneo del K.O. y para dar un golpe sobre la mesa en Liga y firmar la solicitud a equipo de tabla media en 2017, lejos de los puestos de descenso.

96 views

Deja tu comentario

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail