Aficionados del Leganés celebran el gol en Butarque

Fútbol: El CD Leganés vence al Villarreal en casa y respira en Primera División

FÚTBOL. PRIMERA DIVISIÓN. JORNADA 14. El CD Leganés vuelve a ganar en LaLiga Santander y se llevó el partido de las 12:00 contra el Villarreal por 3-1 en un encuentro que comenzaron ganando los visitantes. Diego Rico puso las tablas y después remataron El Zhar y Gabriel Pires. El Villarreal adelantó su siesta y los de Garitano aprovecharon para lograr tres puntos que saben a gloria antes de afrontar los dos últimos partidos del año. 

El Leganés salió a darle velocidad al partido. Con un 4-2-3-1, esquema por antonomasia del equipo de Garitano, el conjunto pepinero aunó lo positivo de Vigo y lo sobresaliente del partido de Copa. Así, la defensa reestructurada estaba formada por Tito y Rico en los laterales, y Bustinza y Raúl García en el centro de la zaga. De esta forma, dejaba fuera a Joseba Zaldua por decisión técnica y aportaba rapidez a un partido en el que si te quedas quieto, tus posibilidades de puntuar se congelan.

Enuna línea de cuatro en el centro del campo, El Zhar y Szymanowski se postularon como dueños y señores de las bandas, dejando la circulación por la franja central a los especialistas, Rubén Pérez, Gabriel Pires y Javi Eraso. En punta, Claude Beauvue, que se perdió el duelo contra el Celta y volvía al once dos semanas después.

El partido comenzó atascado, fruto del respeto que se mostraron ambos equipos en la primera parte. También encontramos demasiadas imprecisiones en los primeros compases, notándose la necesidad de puntos que necesitan ambos equipos, que se han clasificado para Octavos de Copa del Rey. Hechos los deberes hasta enero, el objetivo era revertir una dinámica negativa de resultados en una jornada que se ha vuelto loca. Si la labor defensiva era excelente en ambas pizarras, Leganés y Villarreal suspendieron en la primera parte la asignatura de ataque, con pocas ocasiones y mal rematadas las pocas que se concedieron.

El Lega lo intentó, demasiado nervioso por conseguir la superioridad en el marcador y poco pausado en la frontal, sin aprovechar las posesiones largas y sin explotar en exceso las posibilidades que brindan El Zhar y Szymanowski en bandas. Una buena noticia para el conjunto local fue la lesión de Carlos Bacca, que se marchó a falta de diez minutos para el 45’ y entró en su lugar Soriano, que no pudo suplir el peligro que generaba sobre el césped el colombiano. Cierto es que, sin Bacca, al submarino le quedaba todavía Bakambu, uno de las revelaciones de esta Liga, que generó las mejores del conjunto de Calleja pero que no logró materializar. A veces la suerte, a veces las prisas, en otras ocasiones un Cuéllar que no lo tuvo nada fácil. Ni Soriano ni Fornals, que se encontró encajonado entre los medios y centrales de Leganés, hicieron demasiado daño al equipo local.

La ocasión más clara del equipo de Garitano llegó de las botas de Beavue y Szymanowski, que desaprovecharon un error del equipo valenciano por estar más nerviosos que de costumbre. Al final de la primera parte, no parecía que fuera a ser el partido del Lega, pero el fútbol a veces da grandes sorpresas.

Tras el paso por el vestuario, el Villarreal salió con más enchufado y dio su primer aviso con Bakambu, que se encontró a Cuéllar como último obstáculo. ‘Pichu’, que estaba haciendo una actuación correcta, se equivocó en la salida a por balón y regaló un gol al canterano Raba, que se aprovechó de la salida precipitada y dribló al portero para marcar en el minuto 60’. Todo apuntaba a un segundo gol del Villarreal, pero entonces apareció Diego Rico, con un disparo en el 72’ que impresionó a todos por la distancia del lanzamiento. A veinte minutos del final, el empate fue un punto de inflexión en el planteamiento del partido. Los de Garitano se lo creyeron y demostraron la garra y raza de estos tres meses y golpearon dos veces más; primero El Zhar en el 81’ para poner por encima a su equipo y luego Gabruel Pires, que puso la guinda en el 93’ a un partido para el recuerdo.

Esta victoria les coloca en una provisional séptima plaza con veinte puntos y les otorga un respiro, a doce puntos de un descenso que marca el Málaga con ocho puntos. Quedan dos partidos hasta final de año, el próximo en La Coruña contra el Deportivo el sábado 9 a las 18:30 y el último contra el Levante, el martes 19 a las 21:30. Dos partidos contra rivales directos por la permanencia. Ganar ambos partidos les pondría con 26 puntos y un partido menos – el aplazado contra el Real Madrid –; en enero, tres partidos contra Real Sociedad, Betis y Real Madrid cerrarían la primera vuelta y en la actualidad el equipo ya cuenta con la mitad de los supuestos puntos que marcan la permanencia. Leganés dormirá a la orilla de Europa, pero en los sueños sigue apareciendo Butarque como estadio de Primera División.

58 views

Deja tu comentario

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail