Centro de salud Pedroches. Foto: Lito Lizana

Leganés rebaja los contagios y se coloca como el municipio con menor incidencia tras la quinta ola. Preocupa la zona básica Europa y Leganés Norte

La quinta ola ha sobrepasado su pico más alto. Después de haber duplicado su incidencia acumulada a pasos agigantados, la presencia del COVID va remitiendo. Y esta semana Leganés ha caído en casi un tercio de su incidencia mientras que cae también la presencia en aguas residuales.

Actualmente, la ciudad cuenta con 374,65 casos por cada 100.000 habitantes, o lo que es lo mismo, 716 positivos, un 29,59% menos que la semana pasada. De esta forma sigue claramente la tendencia a la baja tras un gran pico en las semanas anteriores. Una caída que se ha visto muy bien reflejada en casi todas las zonas básicas de salud.

En cuanto a la situación propiamente de las zonas básicas de salud, hay que destacar la caída de la gran mayoría de las zonas, sobre todo, de Palomares y Leganés Norte que han rebajado considerablemente la situación con respecto a la semana anterior. Mientras que María Jesús Hereza y Mendiguchía Carriche mantienen la tendencia.

Por el contrario, llama peligrosamente la atención el repunte de Europa. Esta es la única zona básica que aumenta. En cuanto a los números, María Jesús Hereza preocupa pues cuenta con el mayor número de positivos, aunque esto se debe a que acoge también el mayor número de pacientes. No obstante, Leganés Norte es la zona con mayor incidencia superando los 600 casos por cada 100.000 habitantes.

Criterios de los confinamientos perimetrales

Gracias a la caída de la incidencia en la Comunidad de Madrid cada vez hay menos zonas con restricciones de movilidad. Medidas que, según las declaraciones del gobierno regional se situaban en el umbral de 300 que ahora superan gran parte de los municipios. “En función de la situación epidemiológica, la tendencia y cómo se produce la transmisión en cada zona se van adoptando las medidas que se considera que son las más adecuadas en cada momento”, aseguraba al respecto la Consejería.

En este sentido, el Consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero señaló en un desayuno informativo que el Gobierno de la región Madrid siempre ha apostado por tomar “decisiones quirúrgicas” y hacer “entornos seguros”, descartando el cierre de sectores y toques de queda: “a veces es difícil entender el aplicar toques de queda con la mitad de la población ya inmunizada”. “No sé, es algo que no hemos entendido”, afirmó.

Noticias relacionadas