Nuevo Pleno a puerta cerrada por protestas de los concejales

Publicidad - Continúe navegando

Las continuas protestas de Rocío Cruz, concejal no adscrita (ex de Leganemos), han provocado la suspensión de la sesión. La edil se hacía eco de las consignas de los trabajadores de Helechos que no han podido entrar a la sala. «Si deja entrar al público, me callo», aseguraba la concejala. El alcalde le recordaba que el aforo estaba completo. 

Las protestas han vuelto a cancelar un Pleno. Esta vez, los gritos procedían del propio Salón de Plenos. La sesión comenzaba con las protestas de los concejales de ULEG y Leganemos después de que los trabajadores de Helechos no pudieran pasar. Y es que, el aforo estaba ya completo. Mientras que en la grada no había sitios libres, en el palco se encontraban los auxiliares de grupo, tal y como se había acordado en Junta de Portavoces.

Ante esta situación, el portavoz de ULEG y los cuatro concejales no adscritos han pedido un receso para hablar con los trabajadores que mantenían su protesta a las puertas del Pleno. No obstante, el alcalde ha decidido dar comienzo a la sesión con los estos ediles delante del estrado. Así, se han aprobado las actas de los anteriores plenos y se ha dado cuenta del paso de estos cuatro concejales a los no adscritos.

Otras noticias - Sigue leyendo


 

pleno-leganes-0448Tras la lectura de este punto, José Manuel Barbé, Mercedes Condés, Beatriz Alonso y Rocío Cruz han comenzando sus protestas, las cuales han sido ignoradas por el alcalde que ha dado paso a los turnos de palabra. En primer lugar, el portavoz de ULEG, Carlos Delgado, ha denunciado «prácticas antidemocráticas« del Gobierno local como «no dejar pasar al público» a lo que Santiago Llorente ha contestado que «no hay sitio» pues la grada estaba completa.

«En el palco hay asientos vacíos, hay sitio«, insistía Delgado. Unos sillones que, según el acuerdo alcanzado por la Junta de Portavoces, serían ocupados únicamente por tres trabajadores de cada grupo, tal y como recordaba el primer edil. Tras esta discusión, el concejal de Hacienda, Pedro Atienza, ha acusado a la oposición de transformar la asamblea en «un circo y un chiringuito«.

Finalmente, a puerta cerrada

En ese momento, la concejala no adscrita, Rocío Cruz, continuó las protestas. «Alcalde, escucha, Helechos en lucha«, gritaba ante el micrófono. A pesar de varias llamadas al orden por parte del alcalde, Santiago Llorente decretó un receso de cinco minutos. Al regreso, la postura de Cruz continuaba siendo la misma. «Si no deja pasar al público, no me voy a callar».

- Publicidad Continúe leyendo -

Ante la sentencia, el primer edil decidió celebrar el Pleno a puerta cerrada. Se trata de la quinta vez esta legislatura. Los concejales de Unión por Leganés, Leganemos y los nuevos no adscritos no han asistido a la sesión.

Únete a la suscripción
Recibe el boletín de noticias cada lunes en tu correo electrónico, comentar, servicio de hemeroteca, completamente gratis

Noticias relacionadas
Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Destacada
Publicidad - Continúe navegando
Ahora en portada
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.