Periferias poéticas en La Libre de Barrio

0

La Libre de Barrio abrió sus puertas a un encuentro poético-musical a cargo del colectivo Periferias poéticas. Una sorprendente y novedosa propuesta de estos artistas.

Periferias poéticas une la poesía con diversas disciplinas artísticas, centrándose en la música y lo visual con el apoyo de proyecciones. Pretende liberar las artes de los espacios clásicos, realizando encuentros en librerías, zonas urbanas y huertos. Buscan la complicidad con el público, al que hacen partícipe y piden su colaboración activa al final de cada encuentro. En esta ocasión han contado con la participación de Violeta Castaño, Fernando Álvarez. Javier Santos, Leire Olmedo y Javier Delgado. 

La poesía se genera como una herramienta de cambio, con una intención social que vemos desde las primeras intervenciones, con Javier Santos recitando. En referencia al documental El silencio de los otros de Almudena Carracedo y Robert Bahar, recita al compás de la música instrumental de fondo: “La voz enterrada entre toneladas de silenciosos granos de arena, el olvido renegó de los disparos que ahogaron generaciones de abrazos”. 

Leire Olmedo, con gran potencia en la carga de su discurso, toma la palabra desde el feminismo. Nos habla de ser mujer, de la sangre y de cómo la que molesta es la equivocada: “las mujeres sangramos, cuando parimos y cuando no estamos preñadas. Sin embargo, no sangramos cuando nos despiden por parir”. Cuestiona la educación, los asesinatos, la libertad y la memoria; hace poesía de todo el dolor y se libera. Astutamente crea poemas con similitudes a artículos de la constitución y desafía al público: “lo que estoy pensando en este mismo instante es delito. Si aquí y ahora lo que estás pensando no es delito, tenlo claro: eres parte del problema”. 

En esta ‘catarsis’ se reconoce Violeta Castaño, desechando el micro y bajando del escenario, dando su visión –y la de muchas- de ser mujer: “me maquillaba en exceso los ojos para que no se fijaran en los pelos de los brazos o en mis granos (…) mientras yo con veinte años no sabía que la mugre de mis brazos era mi familia”.

Fernando Álvarez en La Libre de Barrio.

Se va generando el encuentro a la vez que se difunden los poemas; al igual que Violeta cuestiona esa necesidad de buscar lugares para encontrarnos a nosotros mismos y nos habla de su propia búsqueda. La música se alterna con las voces de Fernando Álvarez y Javier Delgado, en solitario o en conjunto. Fernando por su parte, con esa faceta de cantautor que se resiste a la modernización, canta a las malas rachas con su guitarra española y pone la base de situaciones que se acercan a la performance, entre los versos de Violeta y Javier Santos alternados. Javier Delgado, acostumbrado –dice- a cantar con grupo como miembro de The Details, rescata sus propias canciones y hace partícipe al público al que divide en partes, llenando La Libre de coros a la voz de “si hay alguna forma de dolor”. Juntos, Fernando y Javier, se definen en sus versos “somos dos bichos raros adaptados a un absurdo guion”.

Entre todos, homenajean estos espacios que reivindican, dedicando una composición conjunta, recitada y musical, a las bibliotecas. Como guinda final, improvisan a raíz de versos que previamente les han pedido a los espectadores que escriban. Se alternan cartelas y se organizan -esto es más cantable que aquello- para acabar invitando a la gente a leer sus propias composiciones. Leire sentencia: “la poesía es llegar al final del día, el poema es dejar de escribir”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí