La exhumación de Franco a ritmo de blues

Cuando con el cambio de gobierno el PSOE aprobó la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los caídos, Alfonso Domingo creyó que su novela, que llevaba en pausa tres años ya no vería la luz. No tardó mucho en cambiar de opinión, convencido de que era el momento de publicarla. 

Alfonso Domingo presentó el sábado 13 de abril su libro ‘A tumba abierta’ acompañado de un concierto de blues de Óscar Linares y Víctor Barceló en La Libre de Barrio. Los músicos -que ya le acompañaron anteriormente en la presentación de su documental Héroes Invisibles– cambian las tornas con Alfonso, periodista, además de cineasta y reportero de guerra, y guían la presentación. En su libro, que trata desde la ficción la exhumación de Franco llevada a cabo como venganza “acorde con lo que a él le han hecho” como niño robado, “he volcado todas mis pasiones, entre ellas el blues” -matiza explicando el hilo conductor entre ambas partes del acto. Linares admira la toma de conciencia que adquiere el protagonista, un abogado franquista, como un punto que hay que reivindicar: el libro toca muchos temas de un pasado cercano sin resolver, desde la exhumación a los niños robados; asunto que puede pasar inadvertido, pero del que hay más de 300.000 casos desde los años cuarenta, con un 15% de adopciones irregulares hasta los noventa, y en su mayoría ya prescritos.

Destaca el gran proceso de documentación que ha llevado acabo. Llegó a preguntarle a Nicolás Sánchez-Albornoz, uno de los fugados, respecto a los rumores de túneles subterráneos del Valle de los caídos,a lo que este le contestó “yo no me quedé para verlo”. Insiste en que lo peor fue tener que visitarlo varias veces: “es un monumento anacrónico, funerario, en un paraje maravilloso. No sólo como escritor, hay que conocerlo para ver si algún día lo habitamos”. También nos habla de otras exhumaciones que han de llevarse a cabo: “vivir una exhumación es una cosa que te cambia muchos esquemas. Cuando una familia se enfrenta a sacar los restos de un familiar, cierra lo que yo llamo el tercer acto de un drama (…) recuperar un cuerpo es cerrar un capítulo que ha estado abierto muchos años”. Alfonso sentencia: “espero que algún día por nuestra salud democrática se resuelva esta historia”.

Un blues que evoca la memoria

Quien sea asiduo a La Libre de Barrio, habrá podido comprobar el ambiente que se genera: actos que a veces pasan inadvertidos por fiestas mayores, otros en los que el local se queda sin sillas. Pero sobretodo, conciertos en los que la gente prefiere observar desde la barra. Habitualmente encontramos a su librero, José Sánchez, sentado en su puesto inmerso en el ordenador. Por eso es reseñable que, durante este concierto de blues se escuchara un inconfundible “brutal”, y se uniera de espectador.

Mientras, el público se quedaba boquiabierto con la profundidad de la voz de Óscar, y los rasgueos alternados con punteos y pellizcos en los que parece disparar la guitarra en cada nota como si de un arma se tratara. A ello se le suma el manejo virtuoso de Víctor del que podríamos llamar uno de los instrumentos más infravalorados: entre canción y canción muestra un solo de armónica. Interpreta Alcoholic Blues en la versión de Deford Bailey -original de Billy Murray- dejando a la sala sin aliento con las variaciones y la modulación del sonido, arrancando un estallido de aplausos tras sostener la última nota durante más de medio minuto.

Tocan versiones de grandes clásicos, desde Id rather drink muddy water de Jimmie Gordon a Goodnight, Irene de Lead Belly en un homenaje a la música folk americana. Entre los temas, destaca uno de los más conocidos, en una versión en la que ambos músicos cantanYou are my sunshine de Jimmie Davies (1940), popularizado por Johnny Cash en 1969. 

Como guinda final, y a petición de José Sánchez, Linares deja la guitarra en el suelo, aparta el micro- no lo necesita- y con gran potencia canta Rosie de Alan Lomax, acompañado del ritmo marcado por las palmas a las que se suma toda la sala que evoca los golpes de hacha de los presos americanos de la década de los cincuenta.

361 views
Ads

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail