carrera intercampus

El Gobierno de Leganés priorizará la seguridad de las cabalgatas y destinará a todos los efectivos a los tres recorridos cancelando la prueba de la Carrera del Roscón.

La falta de efectivos de Policía Local es la principal razón de la cancelación de la Carrera del Roscón de Leganés este 2019. La carrera, organizada por el Ayuntamiento en colaboración con los tres clubes de atletismo de la ciudad, tenía prevista la apertura de inscripciones dos semanas antes de su celebración, sin embargo, este periodo no ha llegado a abrirse.

Ante el retraso, los interesados en correr esta particular y original prueba, que tenía un roscón como premio para el ganador, han cuestionado a través de Twitter a los clubes de atletismo sobre la situación. “Es una carrera que organiza el ayuntamiento en colaboración con los 3 clubes de atletismo de Leganés y este año ha decidido no organizarla, no sabemos el motivo”, contestaba Maratonianos Leganés.

Según ha podido saber LEGANÉS ACTIVO, el Gobierno local ha “preferido dar prioridad a las tres cabalgatas, de Centro, Vereda y La Fortuna, para dar seguridad a los ciudadanos”. Con este criterio, se ha optado por prescindir de esta prueba de atletismo que suponía un incremento en las necesidades de seguridad en prácticamente el mismo horario que las cabalgatas.

Falta de efectivos para todas las cabalgatas

Por su parte, el sindicato de Unión de Policías Municipales de Leganés ha denunciado que el Gobierno local obliga a todos los efectivos a trabajar este día, algo que lleva haciendo, a través de decretos, más de diez años. En este sentido, el sindicato reclama que se organicen las actividades en función de los efectivos disponibles recomendando reducir el número de cabalgatas o su longitud acorde con los agentes.

Desde la organización se ha anunciado que se tramitarán acciones legales contra esta práctica pues los decretos están reservados para ocasiones de catástrofes o calamidad pública, un motivo por el que, subrayan, nunca ha hecho falta hacerlo. Tanto es así que, destacan, el pasado 26 de agosto, con las lluvias torrenciales, el turno de tarde se quedó “de forma voluntaria” a reforzar el turno de noche para responder a todas las llamadas, algo que, recriminan que no haya sido agradecido.