El Ayuntamiento de Leganés impulsará la construcción de 668 viviendas protegidas destinadas a venta y alquiler en la ciudad. La oposición ha criticado el proyecto rechazando su aprobación

Se trata de 350 viviendas de Protección Pública en venta y 318 en alquiler, ubicadas en 8 parcelas situadas en los barrios de Solagua, Poza del Agua y Puerta de Fuenlabrada, frente al Hospital Severo Ochoa, en lo que, en palabras del Gobierno de Leganés, supone “un importantísimo Plan para facilitar el acceso a la vivienda en venta o alquiler para los vecinos de la ciudad”. El proyecto tendrá una inversión total cercana a los 79 millones de euros y podría estar concluido en 32 meses y el objetivo es que las viviendas estén terminadas en 2024.

Este proyecto podría enmarcarse dentro de lo recogido en el Acuerdo programático y de gobierno entre el PSOE y Más Madrid-Leganemos, según el cual EMSULE construirá mil viviendas en protección y mil más en régimen de alquiler. Para Santiago Llorente, este “gran plan” permitirá a jóvenes, mayores y personas con discapacidad “optar a una vivienda protegida”.

El portavoz de Ciudadanos, Enrique Morago, a quien el alcalde ha agradecido su apoyo, destaca la importancia que representa el proyecto y ha celebrado su aprobación. “Ciudadanos ha sido el único partido en tratar de aportar las soluciones reales pensando en el interés general de todos los vecinos”.

No todas las formaciones a favor del proyecto

La propuesta ha prosperado con los votos a favor del PSOE y Más Madrid-Leganemos (ambos en el Gobierno) y Ciudadanos, el voto en contra de PP, Vox y Unión por Leganés (ULEG) y la abstención de Unidas Podemos.

Desde Unidas Podemos, formación que se ha abstenido, nos indican, “el plan debería ser en exclusiva de vivienda en alquiler” porque si no puede dar lugar a la especulación, además señalan la necesidad de realizar vivienda social para familias con menos recursos. Aparte de la falta de servicios públicos en los barrios seleccionados: “¿qué pasa para esta gente vulnerable que no tienen una vivienda adonde acceder? Esto que nos han presentado no es vivienda social”.

“Tras más de 10 años sin ningún tipo de iniciativa desde EMSULE, por fin, se decidían a utilizar esta empresa para el objetivo para el que fue creada”

— Unidas Podemos-IU Leganés

Dese ULEG critican la falta de detalles del proyecto que el Gobierno les ha presentado por lo que se han posicionado en contra. “En contra de un proyecto opaco, de una empresa municipal aún más opaca, que gastará recursos públicos sin transparencia, que adjudicará las obras de forma turbia y que entregará pisos a familiares, clientes y amigos del PSOE como ha sido siempre”.

En la misma línea se ha posicionado el Partido Popular, que critican “un proyecto que carece de rigor técnico y económico, que no es otra cosa que una simple declaración de intenciones y que se quiere promover bajo la más absoluta opacidad”. Además, denuncian que generará deudas: “los gastos por la promoción de las viviendas serán de 78,8 millones de euros y que los ingresos previstos por EMSULE sólo ascenderán a 53,7 millones”. “Seremos los vecinos los que tengamos que afrontar, a través de sus impuestos, otro agujero económico provocado por el alcalde socialista”.

No obstante, a pesar de las críticas el proyecto sigue adelante y ya son muchos los que se han acercado a EMSULE, interesados en apuntarse para un presunto futuro sorteo de estas viviendas. Unas viviendas que no estarán construidas hasta, al menos, 2023.