Ajusta fácilmente tus imágenes con un recortador online

El recortador de imágenes de Adobe, una de las empresas favoritas de los usuarios cuando se trata de diseño gráfico, tiene un funcionamiento muy sencillo

Publicidad - Continúe leyendo

Hoy día es fácil que tomemos muchas fotos en nuestra vida diaria dado que nuestros móviles cuentan con cámaras de alta calidad integradas. Esto nos permite tomar fotos de cualquier cosa y utilizarlas para su posterior impresión o para compartirlas en redes sociales y otras aplicaciones. 

Sin embargo, estas imágenes a veces no sirven para su envío como tal, sino que requieren de un cierto procesamiento posterior. Uno de los tratamientos más habituales es cortar de aquella imagen que nos interese los elementos que no queramos que se vean o que no estén relacionados y que impiden centrarnos en el auténtico objeto de la fotografía. 

Para hacer esos ajustes, nada mejor que recurrir a herramientas como el recortador de imágenes de Adobe, que nos permite centrarnos en lo importante utilizando para ello una herramienta práctica y con la que apenas tardaremos unos segundos en obtener una imagen a nuestro gusto. 

Cómo funciona el recortador de imágenes de Adobe

El recortador de imágenes de Adobe, una de las empresas favoritas de los usuarios cuando se trata de diseño gráfico, tiene un funcionamiento muy sencillo. Lo primero que tenemos que hacer es acceder a la página web del recortador de imágenes, ya que funciona íntegramente online. A continuación, subiremos la imagen que queremos modificar. 

Una vez que la tengamos ya cargada y en pantalla, no tendremos más que elegir las zonas que queremos recortar y los elementos de la imagen que deseamos conservar, moviendo para ello la rejilla en la posición deseada. Este proceso es totalmente visual, así que no es necesario tener grandes conocimientos en informática para ejecutarlo. 

Publicidad - Continúe leyendo

Después de que hayamos realizado las operaciones correspondientes y que estemos satisfechos con el resultado que se nos muestra en pantalla, no tenemos más que descargar la imagen ya recortada y utilizarla de la forma que más nos convenga. 

Esta es otra ventaja del sistema, dado que la foto obtenida a través de esta herramienta online se puede utilizar de la misma forma que lo harías con una imagen convencional. También puedes cargarla en algún programa de diseño gráfico para ajustar sus parámetros, tales como el brillo o la intensidad de la definición de la misma. Por ello, eliminar aquellos elementos no deseados en la imagen y ajustar también su tamaño no supone ningún inconveniente a la hora de procesar posteriormente la fotografía que habías tomado. 

Privacidad garantizada

Es posible que te preocupe la privacidad de las imágenes que subas a esta plataforma que hemos mencionado. Al respecto, puedes tener toda la tranquilidad que necesitas dado que estas fotos no se van a almacenar en la página web de Adobe y únicamente se van a conservar el tiempo imprescindible para ofrecerte el servicio de recorte. 

La única excepción será en aquellos casos en los que ya cuentes con un perfil de usuario dentro de la página web de Adobe, en cuyo caso se almacenarán en tu área personal. Aunque desde aquí también podéis borrarlos en caso deseado y si no tienes previsto volver a utilizarlos de nuevo, así que la privacidad y la seguridad de tus imágenes está más que garantizada.

Cómo optimizar previamente nuestras imágenes

Aunque siempre tenemos la posibilidad de recortar esas imágenes utilizando la herramienta que acabamos de mencionar también es importante conocer un par de trucos para saber cómo hacer nuestras fotos más directas y centradas en los objetos que nos convengan. El primer consejo que te damos es tener en cuenta la regla de los tres tercios. Esta implica dividir la imagen en 9 cuadrados iguales situados en esa forma, una rejilla de 3 filas y 3 columnas. El objeto destacado de la imagen debería situarse en la rejilla central o en la parte interior de las aledañas a esta, por ser la parte más importante de la fotografía. 

Publicidad - Continúe leyendo

Lo mejor de todo es que tanto las cámaras de fotos modernas como los móviles nos permiten activar físicamente esas rejillas, de manera que la veamos en pantalla y podamos evaluar cómodamente si la foto que se toma encaja correctamente. La rejilla también nos sirve como guía para mejorar esa composición, dependiendo de lo que vayamos a fotografiar.

Otra cuestión interesante que debemos tener en cuenta es el uso del zoom. Este nos permite acercarnos o incluso alejarnos de los objetos a los que queramos fotografiar en esa imagen. Mediante el zoom podemos implementar mejoras en la rejilla al acercarnos adecuadamente al objeto que queremos fotografiar, sobre todo si este se encuentra distante. 

El zoom también es una herramienta interesante para eliminar de la imagen aquellos elementos o personas que no deseemos que formen parte de la misma, lo que evita, en parte, esa necesidad de procesamiento posterior de la imagen a la hora de recortar de la misma aquellos elementos que no deseemos. Básicamente, porque con ese enfoque más cercano nos resulta más fácil eliminar elementos que no queramos en la foto.

Publicidad - Continúe leyendo

Otras noticias

NEWSLETTER ✉

Recibe las últimas noticias de Leganés en tu corre electrónico cada lunes con el mejor análisis de la actualidad.

SUSCRIBIRSE

Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.