Cuchillas quitanieves, esparcidores y 145 toneladas de sal para el Plan de Inclemencias Meteorológicas

- Publicidad-

Hasta 145 toneladas de sal están previstas por si fueran necesarias para su uso en las calzadas del municipio. El objetivo es mejorar la seguridad con el hielo o nieve y prevenir cualquier tipo de incidencia en la circulación en periodos de bajas temperaturas. 

El Ayuntamiento de Leganés ha puesto en marcha el Plan de Inclemencias Meteorológicas de cara a los próximos meses, con el que se pretende mejorar la seguridad en las calzadas del municipio, prevenir cualquier tipo de incidencia y ofrecer una respuesta organizada en periodos de bajas temperaturas.

En este operativo trabajarán cuatro mandos y hasta 50 operarios entre conductores, oficiales y peones. Este dispositivo lo pone en marcha el Área de Seguridad Ciudadana -con los cuerpos de Policía Local, Bomberos y Protección Civil- con la colaboración de la Delegación de Sostenibilidad y Servicios a la Ciudad.

Para él, el Consistorio cuenta con un total de 22 vehículos a los que se unen dos cuchillas quitanieves y otros dos esparcidores de sal. Las cuchillas permiten intervenir rápidamente en el caso de que se haya formado nieve en las carreteras de la ciudad. Estas cuñas están especialmente diseñadas por su operatividad para un uso en áreas urbanas.

Salado preventivo y elementos vulnerables

El Ayuntamiento cuenta entre sus previsiones con un total de 145 toneladas de esta sal, cantidad muy superior a la necesaria para afrontar con garantías el periodo invernal, lo que garantiza el éxito del Plan de Inclemencias Meteorológicas.

- Publicidad-

Este material se reparte a través de los esparcidores instalados en los vehículos y ayuda a que se disuelva rápidamente el hielo formado las carreteras. Además, realiza una labor de prevención al evitar que durante la noche con bajas temperaturas se hiele la calzada o que la nieve que caiga llegue a cuajar.

La prioridad en la distribución de sal en las vías es garantizar el acceso a servicios esenciales como Renfe o Metrosur y centros sanitarios. Posteriormente en accesos, puntos neurálgicos del municipio, pasos de cebra o calles donde transite el transporte público y en tercer lugar en plazas o espacios concurridos.

Tres niveles de activación

Este Plan de Inclemencias Meteorológicas se prolongará hasta el mes de abril y establece un catálogo de elementos vulnerables que podrían verse afectados por episodios de inclemencias invernales. El Plan se ha diseñado con tres niveles de activación en caso de que las inclemencias meteorológicas obliguen a ello: A (blanco), B (amarillo) o C (naranja).

De esta forma, en la puesta en marcha del protocolo se considera como elementos vulnerables en primer lugar el hospital y Centros de Salud; institutos, colegios y escuelas infantiles, residencias de mayores, accesos a carreteras nacionales, autonómicas y locales y enlaces neurálgicos dentro del municipio, gasolineras, paradas de autobús o aceras.

Publicidad

- Publicidad -
Suscribir a
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Última hora