Goleada histórica al Betis que deja casi asegurada la permanencia del Leganés

0
Los jugadores pepineros celebrando la goleada en Butarque.

Noche mágica la vivida en Butarque con motivo de la 36ª jornada de LaLiga Santander. El C.D. Leganés firmó una goleada para el recuerdo ante el Real Betis que bien puede valer una permanencia en primera división. Un partido que vivieron con tranquilidad desde el pitido inicial los aficionados pepineros, que llenaron un día más las gradas, gracias a los contínuos errores del rival aprovechados por los de Asier Garitano. Los héroes que firmaron este 4-0 con sus goles fueron Szymanowski (por partida doble), El Zhar y Gabriel Pires.

La gesta blanquiazul se cimentó desde los primeros compases del encuentro. Los de Víctor Sánchez dieron en todo momento una versión muy gris, quizás fruto de la relajación que da el saberse salvado. Aun así, la posesión perteneció en mayor medida a los verdiblancos, cosa que al Lega no le importó. En cada llegada que tuvo, el conjunto de Garitano asestó un golpe letal. Todo se puso ya de cara en el 6′, con un centro de Tito desde la banda que impactó en la mano de Álex Martínez. Al tenerla claramente separada del cuerpo, el asistente de Trujillo Suárez no lo dudó y señaló penalti. No le tembló el pulso a Szymanowski, que puso el 1-0 engañando por completo a Adán.

El Lega, con una proyección más ofensiva que su rival, puso el 2-0 en la siguiente oportunidad cuando corría el minuto 15: balón al área de Diego Rico que llega a El Zhar tras tocar en un defensor, y el marroquí, tras ganar un metro sobre dos contrarios, define con la puntera ante la salida de Adán. El Lega siguió con la misma idea de dejar jugar al Betis, que tenía un dominio estéril, sin llegadas de consideración y sin prácticamente tirar a puerta en la primera mitad.

Nada cambió en el segundo acto. Al conjunto blanquiazul le siguió valiendo el mantener su orden defensivo y esperar a que el rival cometiera algún error. Con un Betis incapaz de sacar el balón desde atrás llegó el 3-0, que probablemente, sea uno de los mejores goles de toda la temporada en LaLiga Santander. En el 65′, Gabriel Pires robó un balón en la línea medular, vio a Adán adelantado y disparó a puerta desde medio campo. El cuero sobrevoló el verde de Butarque hasta colarse en la portería por la mismísima escuadra. Golazo para enmarcar que provocó el delirio en las gradas.

La única clara ocasión de gol para los verdiblancos no llegó hasta el 77′, con un centro al área rematado de cabeza por Alegría que Herrerín despejó de forma acrobática. Con la afición blanquiazul haciendo la famosa ola, aun tuvo tiempo Szymanowski de poner el 4-0: nuevo robo de balón a la defensa bética y diagonal hasta el área para picar el balón por encima de Adán. Doblete y séptimo gol en la cuenta personal del argentino en esta liga, lo que le convierte en el máximo goleador de la plantilla.

Pitido final y alegría desbordada en jugadores pepineros, cuerpo técnico y aficionados. La distancia con el Sporting de Gijón por el descenso se mantiene con 6 puntos, por lo que el Lega debería perder sus dos próximos compromisos (Athletic Club y Alavés) y los asturianos ganar ambos (Eibar y Betis) para impedir el sueño de la salvación. Además, con estos tres puntos el Lega se sitúa 16º en la tabla, ganando la posición al Deportivo de la Coruña. El final del camino está muy muy cerca.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí