Gabriel Appelt Pires nació en Resende (Brasil) el 18 de septiembre de 1993. Juega como mediocentro con un portento físico destacable que se suma calidad en el buen hacer del trato del balón. Le es fácil gobernar en una zona amplia del campo, por eso lo encontramos en diferentes posiciones, pero en cualquier frente destaca por su buen toque, su buena distribución del balón corto y sus cambios de ritmo en la pelota larga.

Formado en el Resende F.C. de su país, dio el salto a Italia con dieciocho años tras ser contratado por la Juventus de Turín. En la ‘vecchia signora’ pasó por una etapa de cesiones en el ámbito de la Serie B, segunda división italiana, entre 2012 y 2015, jugando en el Pro Vercelli y Spezia Calcio. En su última temporada en esta etapa militó en dos equipos, el Pescara y el Livorno, marcando un gol y repartiendo tres asistencias.

Al año siguiente, en la campaña 2015/2016, fue cedido por la Juventus al Club Deportivo Leganés, donde fue una de las piezas clave del ascenso histórico de los madrileños a Primera. Fue titular indiscutible aportando siete dianas y tres pases de gol. Esta impecable temporada le hizo portador de méritos suficientes para quedarse en un equipo donde empezaron a admirarlo como uno de los héroes de Butarque. Por ello, tras el verano de 2016, la entidad pepinera efectuó su opción de compra con la Juventus de Turín hasta 2019. Pero al Lega se le antojaba poco tiempo y este año ha firmado su renovación asegurándose brillar hasta 2021.

Líder del equipo junto a Mantovani y Szymanowski, marcó el primer gol del Leganés en LaLiga Santander 2017/2018 que garantizó la victoria por 1-0 frente al Alavés. Volvió a marcar frente al Málaga en la victoria clave por 0-2. Pero su importante labor no está en los goles; está en esa forma especial de mover el balón por el césped para dibujar el estilo de un Leganés que este año está dando mucho que hablar.