Article

Copa del Rey

Fútbol: Así es el Villarreal, rival del CD Leganés en Copa del Rey

FÚTBOL. COPA DEL REY. IDA DE LOS OCTAVOS DE FINAL. El sorteo de octavos de la Copa del Rey cruzó, dos días después de la remontada del CD Leganés al Villarreal en Primera División, a los equipos de Asier Garitano y Calleja, que tendrán que medir fuerzas en esta primera semana de enero para certificar el pase a cuartos de final del torneo del K.O. Hoy, el primer combate, a las 19:00 en el Estadio Municipal de Butarque.

Con la vista puesta en los enfrentamientos de Real Madrid, Barcelona o Valencia, el resto de equipos esperaban su suerte en el sorteo. Numancia, Cádiz, Lleida y Formentera eran las grandes sorpresas entre las dieciséis bolas en un bombo donde Athletic de Bilbao, Málaga o Real Sociedad eran los grandes ausentes. La papeleta del ‘Lega’ salió en el antepenúltimo enfrentamiento, saliendo antes que el rival por lo que la ida se jugará en Butarque el 4 de enero y la vuelta, una semana después, en el Estadio de la Cerámica en Villarreal.

Los antecedentes

El enfrentamiento más reciente sigue presente en las gargantas de los aficionados pepineros. La jornada 14 de LaLiga Santander se saldó entre ambos equipos con un resultado de tres goles a uno y victoria local en el enfrentamiento del 3 de diciembre. La temporada pasada, los partidos se saldaron con un empate a cero en Butarque y una victoria ajustada por dos a uno en el Estadio de la Cerámica, que hubiera acabado en tablas si Bakambu no hubiera marcado en el minuto 92 tras el gol de Guerrero en el 90’. Otro antecedente, aunque no tan determinante, fue un amistoso jugado en agosto de 2016 en el que los de Asier Garitano ganaron por tres goles a dos.

Teniendo en cuenta estos partidos, el balance es de tres victorias para el Leganés, un empate y una victoria para el Villarreal. El submarino amarillo, que suele surcar los mares de Europa cada campaña, se hunde cuando juega contra los pepineros. Las estadísticas no dejan de ser estadísticas, pero la historia acompaña a los blanquiazules.

El rival

El Villarreal es uno de los equipos más peligrosos de España y un frecuente en competición europea. En la temporada 2007/2008 acabó en segunda posición, a diez puntos del Fútbol Club Barcelona, que acabó tercero. Después de esa hazaña, siguió ocupando puestos altos de la clasificación, casi siempre accediendo a Europa con pasaporte Champions o Europa League.

En 2012, en una temporada en la que jugó Champions, descendió en la última jornada a Segunda División en uno de los episodios más negros del submarino amarillo. Un año le valió para volver a la máxima categoría y acabar sexto en el año 2014. Desde entonces, siempre ha jugado en Europa League por quedar entre los seis mejores equipos de Primera División.

El Villarreal es un equipo muy dinámico y rápido, impredecible en el juego de ataque y que explota las bandas frecuentemente. Raba y Trigueros son centrocampistas en lo teórico pero muy volcados a la banda en un desarrollo de juego muy propio de los interiores, corriendo la banda para replegar bien al equipo y sorprender al contraataque. Esto permite una mayor libertad a Bacca, uno de los mejores delanteros de la liga española, que se pone el traje de ‘9’ y no perdona dentro del área.

Todo ese despliegue ofensivo está orquestado por Fornals, la joya que no pudo retener el Málaga en junio y que hoy juega como mediapunta indiscutible para Jesús Calleja. El lado positivo lo encontramos en la reciente salida de Bakambu, máximo goleador del equipo que se marcha por 40 millones a la Liga China. Un respiro que hay que saber aprovechar en defensa.

Si hemos hablado de la calidad en ataque del equipo, la defensa suele hacer aguas en numerosos partidos. De la parte alta de la clasificación, es uno de los equipos más goleados y eso le ha pasado factura en los últimos partidos. Las bandas será la zona de peligro, encomendadas a Nabil el Zhar y Nordin Amrabat con casi total seguridad.

Jugar la ida en casa… ¿mala suerte?

Son muchos los equipos que se suscriben a jugar la vuelta en casa y conservar el resultado cosechado en la ida, siempre que este sea favorable. No obstante, esta supuesta ventaja no está demostrada y, en un torneo como la Copa del Rey, menos todavía. Que se lo pregunten al Alavés, finalista en la pasada edición y actual colista de LaLiga Santander.

El partido de esta tarde se juega en Butarque, una buena manera de apretar ante la afición y meter presión para la vuelta. El Villarreal, con objetivos más ambiciosos en Liga y con la competición europea a escasas semanas, tiene saturación de encuentros y es por ahí por donde puede hacer daño el equipo de Asier Garitano.

Con la entrada del nuevo 2018, vuelve el fútbol y pase lo que pase esta tarde en tierras madrileñas, a las 19:00 echará a rodar el balón en un estadio que quiere seguir poniéndose guapo para la Copa.

174 views

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

FB Twitter
cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail