La Federación Local de Asociaciones de Vecinos de Leganés denuncian no poder participar en la vida política. A través de un comunicado han criticado las trabas impuestas desde el Ayuntamiento a la participación. Además denuncian que no se atienda a demandas básicas como la instalación de un pedal en los cubos de basura. 

Una comunicación fluida con el Ayuntamiento y ser escuchados en las políticas sociales. Esto es lo que reclaman desde la Federación Local de Asociaciones de Vecinos. Conformada por el conjunto de asociaciones vecinales, critican que no se les atienda en el Ayuntamiento y que sus demandas no sean escuchadas. Ejemplo de ello, fue la redacción del reglamento de participación ciudadana, sellado sin llegar a un consenso.

Los colectivos de barrio de Leganés se quejan de cuestiones como la falta de acuerdo en la redacción del nuevo reglamento de participación ciudadana, la ausencia de convocatorias en las juntas de distrito de Zarzaquemada y San Nicasio o la falta de respuesta del alcalde a peticiones de reunión realizadas por algunas asociaciones.

Además, recuerdan que varias asociaciones continúan sin local donde reunirse. Y algunas de las que cuentan con él, no tienen las condiciones adecuadas. Por ello, hablan de “acoso reiterado y permanente al que las asociaciones son sometidas por el grupo de Gobierno actual (PSOE-IUCM)”. Una situación que han denunciado pública e internamente a la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos.

Silencio ante las denuncias vecinales

Por otro lado, la entidad denuncia que el Gobierno local no solo se ponga de espaldas a ellos sino también a la ciudadanía. Así, denuncian que no se haga cargo de las demandas vecinales. Entre ellas, la instalación del pedal en los cubos de basura o la creación de instalaciones.

En este sentido, Arroyo Culebro y Vereda de los Estudiantes denuncian la falta de centros cívicos y de salud. Mientras, Leganés Norte denuncia tener los esqueletos del Centro Cívico y la Biblioteca Central sin terminar. “Nuestras demandas para los vecinos nunca son atendidas, pero este equipo de Gobierno no tiene ningún reparo en apoyar a otros grupos sociales no reivindicativos, denuncian en referencia a las subvenciones otorgadas a las casas regionales.

Por ello, la Federación ha denunciado “la desatención municipal a los vecinos y asociaciones vecinales”. Así, piden al Gobierno local un cambio de rumbo de la situación y poder llegar a acuerdos para solucionar los problemas de la ciudad.