Article

Leganés celebra el Día de Extremadura marcado por la lluvia

La Casa Extremadura de Leganés celebró el Día de Extremadura. Rubén Tanco, ciclista profesional de Badajoz, fue el pregonero de estas fiestas. El Ayuntamiento lució la bandera regional como señal de homenaje a la región desde primera hora de la mañana.

Dice el refrán que Extremadura son tres: Cáceres, Badajoz y Leganés. Nuestro municipio acoge a miles de nacidos en Extremadura que emigraron a la capital años atrás, por lo que el día de esta región es uno de los más celebrados en el municipio. Tiene lugar el 8 de septiembre y la Casa de Extremadura de Leganés se ha encargado de que se celebre con multitud de actividades.

A primera hora de la mañana, el Ayuntamiento izó la bandera de la región para marcar el inicio de las celebraciones que arrancaban con una misa en la Iglesia de San Salvador en honor a la Virgen de Guadalupe, patrona de la Comunidad Autónoma. El párroco ofició la misa recordando la importancia de las raíces de cada uno.

Más tarde, la imagen de la Virgen salió en procesión pero la lluvia hizo que cambiara el recorrido. Acostumbrada a recorrer la Plaza España, la calle Juan Muñoz y la Fuente Honda antes de volver a la salida de la iglesia, la Virgen se dirigió directamente al Recinto Ferial a través de la calle Getafe rodeada de centenares de fieles. Una vez cerca del Recinto, la comitiva paró para bailar ante la Virgen, momento en el cual comenzó a llover interrumpiendo el recorrido.

En los actos de la tarde, el pronóstico de lluvia volvió a ser protagonista cambiando los planes de la organización. El pregón, realizado por el ciclista paralímpico Rubén Tanco, y el festival de folklore previstos en el Recinto Ferial, tuvieron que trasladarse al Centro Cultural las Dehesillas, en el que el aforo obligó a decenas de personas a permanecer de pie o en el exterior. Tras el pregón, los concejales y autoridades invitadas cedieron sus asientos a quienes esperaban en la puerta.

Rubén Tanco, ciclista pregonero de Extremadura en Leganés

“Yo tengo una discapacidad del 45% al faltarme la mano izquierda pero nunca me ha impedido hacer nada. Jamás. Dejé mi trabajo para ser ciclista profesional y a día de hoy lo he conseguido y sigo haciéndolo”, explicaba el pregonero, Rubén Tanco quien mantiene el proyecto ‘Superación sobre ruedas’. “Me gusta ayudar a la gente que lo necesite con un proyecto motivacional. Contar mi historia a quien lo necesite. Es un proyecto muy bonito que me ha ayudado mucho a seguir adelante”.

“Voy a trabajar mucho para los Juegos Paralímpicos. En Brasil me quedé a las puertas pero en Tokio creo que estaremos ahí peleándolo. Yo tengo una frase muy motivadora que es que ‘la discapacidad no significa incapacidad para nadie. Todos somos iguales y creo que eso se valora cada vez más'”.

Después de hacer entrega de un regalo por parte del Ayuntamiento a la Casa de Extremadura, las celebraciones continuaron con un festival de folklore en el que actuaron tres grupos de danza: La Nacencia, desde Alcalá de Henares; Aires del Moral desde Moral de Calatrava; y villa de Leganés de la propia Casa de Extremadura. Las actividades continuarán en la jornada de este domingo.

105 views

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *