La Asociación de Vecinos Miguel Hernández denuncia la falta de espacios culturales

0
asociacion miguel hernandez

La entidad de Vereda de los Estudiantes reclama más visibilidad y la rehabilitación del centro cedido por el Ayuntamiento. También reclama un programa de actividades culturales específico para el barrio.

La Asociación de Vecinos Miguel Hernández organiza multitud de eventos culturales a lo largo del año, sin embargo, continúan reclamando instalaciones culturales donde realizarlas. Tienen espacios cedidos por el ayuntamiento en la calle Córdoba de Vereda de los Estudiantes, el centro municipal Azorín, que cerró hace 30 años, pero es insuficiente.

El edificio, de poco espacio y dos plantas, se encuentra en muy mal estado, sin rehabilitación de fachadas, goteras, y paredes con humedades; y es compartido con otras asociaciones como los Amigos de Azorín, antiguo AMPA del centro o la asociación de sordos de Leganés que se ubica en la planta de arriba.

Critican que esta asociación haya tenido que llevarse a cabo por los vecinos, creen que debería ser obligación del ayuntamiento proponerles una oferta cultural para la zona y no tener que ser los vecinos quienes inviertan todo su tiempo y esfuerzos.

Descoordinación del Ayuntamiento

Tras la creación de la asociación, la entidad se reunió en varias ocasiones con el Ayuntamiento solicitando un Centro Cívico y una programación municipal cultural en el barrio. «Las primeras reuniones con los representantes municipales eran esperanzadoras ya que compartían nuestro análisis, e incluso manifestaban la inmediatez con las que se podía ir realizando cambios», cuentan desde la propia entidad.

Sin embargo, tras los primeros arreglos de las instalaciones como las porterías del patio o los peldaños de acceso, el Ayuntamiento paró su colaboración, hasta ahora. «Pensábamos que disponíamos de una voluntad política efectiva, pero los hechos nos demuestran lo contrario», lamentan.

Precisamente al Ayuntamiento le achacan la falta de reconocimiento y visibilidad. El espacio es insuficiente y las instalaciones están en muy mal estado: azulejos rotos, grietas, un estado de medio abandono en general y sobretodo la falta de espacio.

Hace tiempo la propia asociación propuso un plan de rehabilitación, de entre 80 y 100.000 €, un presupuesto que creen que es más que ajustado y viable para un plan así, para poder tener el espacio habilitado y mejorar las condiciones, pero el Ayuntamiento nunca les escuchó y temen que la intención del Gobierno sea tirar el edificio. «Es una respuesta muy exagerada que implicaría más costes que la propia rehabilitación», aseguran desde la entidad.

Una entidad sin socios pero con mucha actividad

Actualmente la Asociación de Vecinos Miguel Hernández, conformada hace casi 40 años, está conformada por decenas de socios que participan activamente creando y organizando las actividades, algo que demuestra que la voluntad es suficiente para hacer mover un barrio. Y es que, esta organización realiza varios eventos a lo largo del año, han creado su propia biblioteca, donde hacen proyecciones de películas, algunas actividades para adultos y sobretodo actividades orientadas a los niños: yoga, cuentacuentos y conciertos entre otras.

Según la asociación, uno de los principales problemas es hacer frente al crecimiento del barrio y dar un ocio alternativo a la juventud con la habilitación de un centro cívico con biblioteca rehabilitando el espacio. Una oferta cultural destinada al barrio y su visibilidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí