Básico hace vibrar a los más pequeños con su rock

0

La Asociación de Vecinos Miguel Hernández de Leganés con la colaboración de La Jarota organizó un concierto de música rock para las familias, en el que participó el grupo de rock Básico.

Básico es un grupo de rock poco habitual: ¿alguna vez habéis escuchado a un heavy cantando una ranchera de Rocío Dúrcal? “No os riáis que es verdad, que me gusta mucho” dice el cantante después de anunciar el tema, y es que se trata de un repertorio inusual dentro de un concierto sin igual pues el público está compuesto en su mayoría por niños y niñas. 

Con un sonido característico y ocho discos publicados, han compartido escenario con grupos de gran importancia del panorama actual: Marea, Rosendo y Saratoga entre otros. Han llegado a participar en festivales como el Viña Rock o el Astorga Rock entre otros muchos que acaban, valga la redundancia, en rock. Vienen de Coslada y lo tienen claro: este estilo musical puede ser para todos los públicos, y así lo quieren ellos. Por ello adaptan sus canciones a todo tipo de oídos.

Para Básico, el rock “no es una música rara o de greñudos, también mola. Queremos acercar el rock’n’roll a los niños para que también lo valoren”. Para ello, piden que, en esta ocasión tan especial, los mayores se queden al fondo e inician el concierto pidiendo un grito fuerte a los más pequeños, ganándose rápidamente a su público. 

Con un humor característico, no pierden la atención en la parte instrumental que toma un gran protagonismo: un bajo muy marcado, el sonido de dos guitarras eléctricas, una batería potente y hasta tres coros que sostienen la voz del cantante. Continuamente hacen alusiones a los espectadores y cantan estribillos pegadizos en los que incitan a participar. Son ante todo versátiles, adaptando sus temas como “Maldito placer” o “La de la mochila azule interpretando también versiones. Desde la famosísima Maneras de vivir de Leño a Besos de guerra de Morat porque, saben bien, todos los pequeños la conocen. Aprovechan así para ponerle el micro a este público en miniatura que corea sin equivocarse en la letra.

Básico: show para toda la familia

Mucho más que un concierto, Básico ofrece todo un espectáculo en el que no se sabe muy bien quién lo disfruta más, si los padres o sus hijos. Entre tema y tema pasan del rock más clásico al ska y nos dan las instrucciones para meternos en la canción: “manos a la cabeza, abrimos bien los dedos. Ahora sois punkis y los punkis bailan raro” y ponen a todo el público a moverse simulando una cresta en la cabeza. 

El momento cumbre llega cuando, de forma totalmente inesperada empiezan a tocar unos acordes más que familiares para todo el público. A la voz de “soy una taza, una tetera, una cuchara y un cucharón” se les une toda la sala y nos aseguran que, en los festivales, hasta el más heavy con pulseras de pinchos la baila. A pesar de ser un concierto dentro del gimnasio del antiguo centro municipal Azorín, y que la acústica de por sí no es muy buena, Básico consigue un buen resultado. 

Este es solo un ejemplo más de los eventos culturales que la Asociación de Vecinos de Miguel Hernández se esfuerza por traer a los niños al barrio, con los pocos medios de los que dispone. Llevan años reclamando un Centro Cívico para la zona y creen insuficientes estos espacios cedidos por el ayuntamiento que, denuncian están en abandono: grandes grietas, azulejos rotos y el aspecto general de un centro que se cerró hace más de treinta años, pero que nunca ha sido rehabilitado. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí