Los centros de mayores de Leganés, sin desfibriladores

0

Los centros de mayores municipales no tienen ningún tipo de sistema de desfibriladores de uso fácil para poder atender los problemas cardíacos de los usuarios.

Los centros de mayores son uno de los puntos de encuentro de las personas con avanzada edad de nuestra ciudad, la más longeva de la Comunidad de Madrid. Una población en la que el riesgo de problemas cardiovasculares aumenta por lo que, al igual que los centros deportivos, los centros de mayores y residencias son puntos clave que tienen que estar equipados para combatir posibles ataques al corazón.

En este sentido, usuarios de los centros de mayores públicos de Leganés, dependientes del Ayuntamiento, han reclamado la instalación de desfibriladores públicos en varias ocasiones. «Lo preguntamos en noviembre y nos dijeron que no había. Seguimos sin ellos«, explica uno de los usuarios del centro Gregorio Marañón, uno de los más concurridos del municipio, ubicado en Zarzaquemada y es que, el aumento de residentes mayores de 65 en Leganés hace que los usuarios de estos centros crezca cada vez más rápidamente.

Algunos usuarios han reclamado la instalación de estos aparatos en los central municipales que a día de hoy carecen de este servicio, algo que desde el Ayuntamiento se les ha asegurado que «es peligroso», una afirmación desmentida por expertos y médicos ya que «están diseñados para que cualquiera pueda usar estos terminales».

Terminales fáciles de usar

Estos terminales están preparados para orientar y ayudar a aquellos que lo utilicen en caso de tener que enfrentarse a una situación de «emergencia vital». Cuando se coloca en la víctima, el propio aparato hace una valoración de la actividad del corazón e indica claramente qué es lo que se tiene que hacer. «Son órdenes sencillas, directas y orientadoras ayudando a los primeros intervinientes a realizar la reanimación cardiopulmonar con éxito«, destacan los expertos.

Su uso es tan sencillo que la instalación de estos desfibriladores hace que la tasa de supervivencia en caso de ataque al corazón se duplique, según el estudio ‘ROC’, que es uno de los estudios más complejos que se ha hecho nunca en Medicina, tal y como aseguraba Ignacio Fernández Lozano, secretario general de la Sociedad Española de Cardiología (SEC) y Presidente del Consejo Español de Resucitación Cardiopulmonar en una entrevista a Redacción Médica.

Además, se trata de una obligación legal ya que la normativa de la Comunidad de Madrid, estos centros estarían obligados a tener desfibriladores para poder actuar en caso de emergencias ya que se trata de edificios dependientes de la Administración Pública, en concreto, del Ayuntamiento de Leganés.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí