Las paradas a demanda en los autobuses nocturnos de Leganés serán una realidad a partir del lunes

0

Se trata de un proyecto piloto de tres meses que hace posible la petición de una parada fuera de las establecidas dentro del itinerario oficial del autobús para facilitar una llegada segura del viajero.

El proyecto piloto de ‘Paradas a Demanda’ se implantará a partir del día 27 de enero en las líneas nocturnas que comunican Madrid con Leganés y Fuenlabrada: N802, Madrid (Atocha) – Leganés (Vereda de Los Estudiantes), N803, Madrid (Atocha) – Fuenlabrada (Bº del Naranjo) y N804, Madrid (Atocha) – Fuenlabrada.

Las paradas a demanda podrán ser solicitadas por mujeres y personas menores de 18 años en el tramo por recorrido urbano, comunicando personalmente al conductor con una parada de antelación el lugar donde desea bajarse. Deberá situarse en la parte delantera del autobús para realizar el descenso por la puerta delantera.

Esta proyecto fue una de las cuestiones que los responsables del Área de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Leganés trasladaron al Consorcio Regional de Transportes de Madrid (CRTM) en la reunión mantenida el pasado de 25 de octubre.

El concejal de Desarrollo Local y Empleo, Festejos, Sostenibilidad y Movilidad, Fran Muñoz, ha indicado que en ese encuentro se transmitió “esta demanda del colectivo de mujeres que solicitan poder bajar del autobús en el punto más cercano a su lugar de destino para evitar así situaciones de inseguridad y peligro”.

Muñoz también animó a que más personas apuesten por el transporte público, algo que calificó de “fundamental” para “mejorar la calidad del aire”. “Valoramos muy positivamente que el Consorcio se esté mostrando receptivo a las necesidades que le estamos trasladando como ya ha ocurrido con la nueva línea urbana de autobús”, indicó.

Mujeres y menores en silla de ruedas

En el caso de mujeres o menores de edad que vayan en silla de ruedas, cuando accedan al autobús a través de la rampa le comunicarán al conductor o conductora el punto donde desean bajarse. El conductor le indicará si dicho punto reúne las condiciones necesarias para poder bajar la rampa o le propondrá un punto de desembarque alternativo que sí reúna dichas condiciones.

El requisito fundamental para la bajada es que exista una acera con una anchura mínima de un metro y medio aproximadamente y no se generen situaciones de peligro. Ante situaciones de duda prevalecerá el criterio del conductor o conductora.

En declaraciones de la concejala de Cultura, Servicios Sociales e Igualdad, Eva Martínez, las políticas en materia de igualdad “deben ser transversales y en este caso se han tenido en cuenta las necesidades de las mujeres en el ámbito del transporte para que puedan acceder con mayor facilidad al transporte público y lo puedan hacer en condiciones de seguridad”. Señaló la edil, que quiso resaltar que “con mucha frecuencia las paradas de los búhos están lejos del lugar de destino” y esto “para una mujer supone una situación de inseguridad e incertidumbre”. “Esperamos que poder bajarse del autobús en un lugar más cercano a su casa les anime a usar el transporte público, que con este proyecto se hace más sensible a sus necesidades”, ha destacado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí