Ciudadanos Leganés propuso al Pleno una nueva línea de subvención para rehabilitar fachadas de viviendas antiguas con criterios de eficiencia energética.

El Pleno de Leganés ha dado luz verde a la propuesta de Ciudadanos Leganés para crear una nueva subvención para viviendas y edificios que necesiten de una rehabilitación urgente. Una propuesta enfocada a las zonas más antiguas de la ciudad como San Nicasio o el centro de Leganés, con el fin de que puedan hacer una rehabilitación energética.

“Muchas de las viviendas de Leganés necesitan ser adaptadas con ascensores, rampas de acceso y demás elementos arquitectónicos para ser completamente accesibles”, ha recordado el portavoz de Cs, Enrique Morago. Y es que la población de barrios como San Nicasio, La Fortuna, Las Batallas, Las Vírgenes o Los Santos, son de avanzada edad.

“Hablamos de un problema de accesibilidad, pero también de eficiencia energética y de fatiga de las estructuras”, añade insistiendo en la necesidad de que “se apliquen e intensifiquen medidas de rehabilitación a través de líneas de subvenciones del Ayuntamiento de Leganés dirigidas a comunidades de vecinos y propietarios particulares”. La aprobación de esta moción pone en el tejado del Gobierno poder llevarla a cabo.

Aportaciones del resto de partidos

Durante el debate, Unidas Podemos aseguró que la moción “se quedaba corta” ya que no contemplaba la sostenibilidad de estas medidas de eficiencia energética ni qué edificios serían los adecuados para entrar en esta nueva subvención. Detalles que desde Ciudadanos se aseguró que se consensuarían una vez aprobada la moción. Además PP pidió que se añadiera a la moción la realización de un estudio de todo el parque de viviendas antiguas para analizar su situación.

Por su parte, ULEG recordó que ya existe un presupuesto para la rehabilitación de fachadas y preguntó directamente al equipo de Gobierno local sobre “qué porcentaje se ha ejecutado”, sin obtener respuesta. Esta ayuda, que cubre un 20% del presupuesto de la obra hasta un límite de 12.020€, está dirigida a viviendas de más de 25 años que necesiten rehabilitar su fachada pero no recoge criterios de eficiencia energética.