Los enfermeros madrileños sospechan de la fiabilidad de dos nuevos modelos de mascarillas

Publicidad - Continúe navegando

El Sindicato de Enfermería SATSE pone en cuestión la calidad de dos tipos de mascarillas en concreto distribuidas en los últimos días. Dichos lotes no serían aptos para proteger frente al coronavirus.

Los modelos de mascarillas ‘KN95 MasK’ y ‘Purvigor N99’ repartidos en los últimos días han sido puestos en tela de juicio por los enfermeros de la Comunidad de Madrid al apreciar que «no cumplen las especificaciones requeridas para ser utilizadas». Alertan de que estos lotes podrían haber llegado a los hospitales de la región pudiendo ocasionar un grave peligro para el sector en plena pandemia de COVID-19. Sería la segunda vez durante el estado de alarma en que se encuentran equipos de protección inadecuados distribuidos a los profesionales.

«Ya son dos las ocasiones que se ha detectado material no apto para el uso que se preveía y, al menos en el primer caso, no se han tomado las medidas suficientes en cuanto a aislamiento y tests para saber si se había producido infección por COVID-19 entre los profesionales que las habían usado», insiste el SATSE mediante un comunicado. Los enfermeros consideran inasumibles estos errores de bulto que ponen en juego la vida de las personas.

- Publicidad Continúe leyendo -

Como medida preventiva, hacen hincapié en que las autoridades competentes realicen «los controles pertinentes» para comprobar el verdadero estado de los materiales a repartir. Y como respuesta, exigen mayores medidas para conocer a ciencia cierta si los sanitarios que han portado la protección defectuosa han sufrido contagio o no. En este sentido, consideran que es innegociable hacer pruebas PCR o de serología sanguínea para ratificar su buen estado de salud.

Related Posts

Para el sindicato, es «una imprudencia y una temeridad» que un trabajador del sector de la salud posible transmisor de la COVID-19 pueda mantenerse en su puesto de trabajo por no haber llevado a cabo los análisis correspondientes.  «Los tests se están haciendo muy lentamente y en algunos centros asistenciales y/o sociosanitarios ni siquiera se han comenzado a hacer», advierten.

Contratos efímeros

Por último, los sindicalistas alertan de las malas praxis que se estarían desarrollando también en lo relativo a los contratos de los profesionales incorporados esplícitamente para combatir el coronavirus. Hablan de rescisiones entre personal con todavía uno o dos meses de contrato en vigor y cancelando multitud de renovaciones.

- Publicidad Continúe leyendo -

Esta situación conllevaría una peligrosidad añadida durante las fases de desescalada del estado de alarma. Los centros de atención primaria van a adquirir un papel fundamental en el control de la enfermedad y es necesario dotarlos de refuerzos en la plantilla. Más allá, la acumulación de permisos y vacaciones suspendidas entre los trabajadores podrían desembocar en una gran falta de activos cuando los sanitarios puedan gozar al fin de sus libranzas.

Únete a la suscripción
Recibe el boletín de noticias cada lunes en tu correo electrónico, comentar, servicio de hemeroteca, completamente gratis

Noticias relacionadas
Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Destacada
Publicidad - Continúe navegando
Ahora en portada
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.