Foto: @Fotonio22

FÚTBOL SALA. PRIMERA DIVISIÓN. Las del Penya Esplugues inició un frenético partido marcando el 2-0 en la primera parte que el Leganés consiguió remontar y sentenciar el partido con un 4-2.

Sin tiempo para pestañear, el Lega arrancaba el crucial partido ante Penya Esplugues con dos fallos en la salida del balón y dos goles en contra (anotados por Martita y Pilar Ribes) que complicaban mucho el encuentro a las pepineras. Por fortuna, quedaba todavía un mundo por delante y minutos de sobra para reaccionar… pero el Lega tampoco quiso dejar pasar mucho tiempo y, tras el saque de centro, jugada de estrategia y Puche la pegaba de espuela para sorprender a Muni y recortar inmediatamente distancias. Solo habían pasado dos minutos en la cancha y ya había habido tres goles, oportunidades para los dos equipos y grandes intervenciones de Luci Sánchez para evitar que Penya Esplugues se marchase en el marcador. Pero la reacción tan rápida del Lega fue crucial, ya que no dio tiempo a que las pepineras bajaran los brazos ni se desquiciasen antes de la cuenta ante un equipo que recibe pocos goles.

El Lega llegaba arriba y lo hacía con peligro y con ocasiones de gol, pero abajo le costaba sacar el balón jugado desde su área y numerosos errores en esa zona motivados por la presión alta de las visitantes, ponían en aprietos a Luci Sánchez, que tuvo que lucirse en varias ocasiones para frustrar las llegadas de peligro de las catalanas.

Las blanquiazules iban creciendo poco a poco y en el ecuador de la primera parte, Yrezábal empató el partido con un zurdazo, tras saque de esquina, que golpeó en una defensora y desvió la trayectoria del balón, antes de colarse en la portería de Muni.

El partido tenía mucho dinamismo y multitud de ocasiones en las dos áreas, la más clara para el Lega, un balón largo a Stone, que acabó estrellándose contra el poste, previa vaselina de la pívot. El Lega cada vez presionaba más arriba y fruto de esta presión Guti, recuperó un balón, se fue hacia la portería, atrajo a dos defensas y, cuando todo el mundo esperaba el disparo cruzado, sorprendió con un pase atrás que empujó Pipi para poner el 3-2 en el marcador y dar la vuelta al partido, resultado con el que los dos equipos se marcharon al descanso.

Segunda parte de lucha, entrega y mucho trabajo

En la segunda parte el Lega tenía claro que no quería cometer los mismos errores de la primera mitad, y las pepineras salieron con la cabeza más fría, con más serenidad y sin cometer errores atrás que pudieran dejar expuesta a Luci Sánchez. Las locales bajaron las líneas y defendieron más atrás, concediendo el balón a Penya Esplugues y buscando las contras para crear peligro en ataque.

Guti, Stone, Chuli o Molano tuvieron buenas ocasiones para aumentar la distancia, pero Penya Esplugues también tuvo sus opciones de empatar. A las catalanas les está costando mucho meter gol esta temporada y ante el Lega se sumó la gran actuación de Luci Sánchez, que se convirtió en un muro para las catalanas.

El Lega transitaba tranquilo y calmado por esta segunda mitad, sin demasiados contratiempos y controlando el tempo del partido, incluso especulando con el marcador, y cediendo el balón a las catalanas. Sin embargo, se plantó muy pronto con la quinta falta en contra y se vieron obligadas a bajar aún más su presión. Lo que podía haber sido una ventaja para las catalanas, se convirtió en un arma de doble filo, ya que las de Espulgues tenían el balón y mucha amplitud en su juego, pero les falta profundidad y sus disparos lejanos no ponían en aprietos a Luci Sánchez.

Y entonces apareció Guti, que se desenvuelve a la perfección con espacios. Primero avisó con dos disparos lejanos y luego sentenció con un lanzamiento desde la banda que se envenenó camino de la portería tras tocar en una defensora. 4-2 para el Lega y Guti a punto estuvo de marcar el quinto en la siguiente jugada, pero acabó sacando una defensora bajo palos.

A falta de 4:50 para la conclusión, Penya Esplugues se la jugó con Berta Velasco con la camiseta de portera jugadora. Las catalanas movieron bien el balón, pero volvieron a pecar de falta de profundidad, mientras que el Lega cada vez se sentía más fuerte y seguro defendiendo atrás y presionando la salida de balón desde su cancha para evitar el máximo tiempo posible la superioridad de las catalanas. Puche pudo anotar el quinto, pero se entretuvo y Muniesa acabó robándole la cartera por detrás. Al final, Penya Esplugues fue incapaz de poner en aprietos a la defensa pepinera y el partido concluyó con un resultado favorable de 4-2 que permite al Lega sumar tres nuevos puntos a su casillero.