Imágenes de archivo de los barrios de Poza del Agua –Solagua. Foto: Ayuntamiento de Leganés

EMSULE ha aceptado las parcelas necesarias para el desarrollo del proyecto, aprobado en el pasado pleno del 11 de febrero, y publicará, en el plazo de cuatro meses, los requisitos necesarios para el acceso a estas viviendas en régimen de alquiler.

El Ayuntamiento de Leganés ha cedido a la Empresa Municipal del Suelo de Leganés (EMSULE) las parcelas 23.1, 23.2 y 25.1, del Plan Parcial 5 “Poza del Agua” (pertenecientes al patrimonio público del suelo del Ayuntamiento de Leganés) y el Consejo de Administración de EMSULE de 9 de marzo de 2021, integrado por todos los partidos políticos con representación municipal, (PSOE, Más Madrid-Leganemos, ULEG, PP, Podemos-IU, Ciudadanos y Vox) ha acordado por mayoría aceptar estas parcelas para construir en ellas viviendas públicas en alquiler.

Un acuerdo que se alcanza justo antes de que se debata en el pleno el futuro de este proyecto, y que establece los siguientes requisitos: son viviendas con un precio de alquiler mensual comprendido entre los 549 y los 696 euros más los correspondientes gastos repercutibles (IBI y gastos de comunidad). Esta mensualidad es ejemplo de precio para una vivienda de 80 metros cuadrados.

La adjudicación de las viviendas se realizará exclusivamente mediante sorteo ante notario en el que solo podrán participar las personas que cumplan los requisitos que, de forma detallada, aprobará el Consejo de Administración de EMSULE, S.A.U en el plazo de cuatro meses y que incorporará obligativamente estos aspectos:

  • Estar empadronado en Leganés y no disponer de vivienda en propiedad.
  • Tener trabajo estable e ingresos regulares, suficientes y demostrables, para abonar las mensualidades de alquiler.
  • Se establecerán una serie de viviendas reservadas a personas con discapacidad, familias numerosas y monomarentales, que igualmente deberán cumplir los requisitos anteriores y pagar el 100% del alquiler.


Queda por lo tanto descartado cualquier otra modalidad de construcción y adjudicación de viviendas fuera de los requisitos establecidos anteriormente. Además, EMSULE destinará total o parcialmente los bajos comerciales de estos tres edificios a la construcción de infraestructuras municipales para la prestación de servicios públicos a los vecinos del barrio. Se trata de un proyecto a largo plazo que tardará al menos tres años en concluir y para el que aún no está abierto el plazo de recepción de solicitudes.

El alcalde pide tranquilidad a los vecinos

Por su parte el alcalde de Leganés ha destacado la importancia de este proyecto y ha pedido a los vecinos, ante la polémica generada en el barrio al respecto, que “estén absolutamente tranquilos, que no vamos a hacer nada diferente de lo que se está contando, y que el barrio va a mejorar con la construcción de estas viviendas”

Related Posts