El Balonmano Leganés deja escapar su duelo contra el Melilla

Publicidad - Continúe navegando

BALONMANO. PRIMERA NACIONAL. MASCULINA. GRUPO F. El Balonmano Leganés deja escapar su partido ante el Melilla a segundos de poder cerrar una remontada.

El Balonmano Leganés no levanta cabeza. Los de Nacho Alcázar se mantienen como farolillo rojo en la clasificación habiendo conseguido un único punto en los 10 partidos de la temporada. Este sábado se enfrentaban al Melilla, 12 en la clasificación, sin poder arañar puntos.

El Leganés comenzaba el partido imponiéndose en el marcador. Durante la primera parte, con una fortaleza en el contraataque que le permitía ponerse a más 3 durante gran parte del tiempo. Sin embargo, dos contragolpes consecutivos en los últimos segundos de la primera parte, cerraban el primer tiempo a favor de los melillenses con un 14-12.

Tras el paso por vestuarios, el Melilla mantenía la intensidad y no tardaba en demostrarlo abriendo la lata de los goles en los primeros segundos. Uno tras otro, los tantos se acumulaban y el Melilla se alejaba en el marcador (20-15) provocando el tiempo muerto de Nacho Alcázar. Los cambios tácticos parecían encajar y frenaban la sangría de goles del Melilla mientras que el buen juego en ataque iba dando sus frutos al Leganés (22-19).

Otras noticias - Sigue leyendo


 

Los errores en defensa dejaban que el Melilla siguiera aumentando la cuenta cuando se acercaba la recta final del partido. A remolque, el ataque del Leganés se precipitaba generando errores que el Melilla no dudaba en aprovechar para mantener la diferencia en el marcador (28-23) haciendo más difícil a cada minuto la remontada.

Una remontada ineficaz

Pero el Leganés despertó. Un aumento en la intensidad de la defensa, lograba bloquear los intentos del Melilla mientras que el ataque seguía funcionando a la perfección. Poco a poco el Leganés lograba remontar para poner el 30-28. Con 30 segundos para el final, Carlos Núñez recortaba más distancias presionando en la defensa pudiendo colocarse a un gol del empate. Nacho Alcázar pedía el tiempo muerto.

Con el balón para el Melilla, David Rueda conseguía robar el balón pero perdía una oportunidad de oro. El juego se paraba a 2 segundos del final del partido con el balón para el Leganés que, sin dudarlo, lanzaba un tiro que iba fuera de la portería.

- Publicidad Continúe leyendo -

De esta forma, el Leganés se mantiene al final de la clasificación sin haber conseguido arañar ningún punto. Este sábado a las 18:00 horas, el Leganés se enfrentará al BM Pozuelo de CVA, penúltimo de la clasificación, en el Pabellón Manuel Cadenas por lo que será la oportunidad perfecta para arañar puntos a su rival directo.

Únete a la suscripción
Recibe el boletín de noticias cada lunes en tu correo electrónico, comentar, servicio de hemeroteca, completamente gratis

Noticias relacionadas
Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Destacada
Ahora en portada
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.