Article

Fundación de Leganés

Historia: La fundación de Leganés

La fundación de Leganés data del siglo XIII cuando aldeas cercanas buscaron nuevos asentamientos tras sufrir algunas de las virulentas epidemias que asolaban Europa. Su nombre, Leganés, proviene del latín leganos, es decir, lugar con mucho fango proveniente de tierras de cultivo.

De forma definitiva, la fundación de Leganés está en torno al año 1280 de nuestra era, al parecer por vecinos de aldeas cercanas al actual Leganés. Pero antes, miles de años atrás, hubo asentamientos de una serie de pueblos en las zonas próximas, tal y como muestran las excavaciones arqueológicas y los propios documentos históricos.

Como antecedentes clave para conocer el motivo de este surgimiento se encuentran la conquista de Toledo a los musulmanes en 1085 por parte de Alfonso VI, y el periodo de inestabilidad con un gran número de incursiones musulmanas que le siguió y al que no se le puso fin hasta la victoria cristiana en Las Navas de Tolosa en 1212.

Tras ello, los antiguos pobladores de la ciudad, entre los que se encuentran mozárabes, musulmanes y judíos, se retirarán a asentamientos de los alrededores, entre los que se encontraban los de Butarque y Polvoranca, donde se han encontrado algunos restos de la época medieval.

Además, es importante recordar que en los siglos XIII y XIV, el ámbito europeo se encontraba amenazado por varias epidemias que se propagarían en distintos momentos y que obligarían a algunas poblaciones a buscar nuevos lugares y santos protectores.

Leganés no sería ajeno a este hecho, así pues los antiguos habitantes relaten el origen de su aldea aduzcan precisamente la búsqueda de un emplazamiento más sano como la causa del mismo, y se tome como patrón protector a San Nicasio.

En 1626, Leganés pertenece a Diego Messía de Obando. Un año antes, en 1625 Messía de Guzmán, hijo del anterior, había sido nombrado Marqués de Leganés. Una época en manos de esta familia noble que hizo y deshizo a su gusto en la Villa. Hacía 1660 se inicia la construcción de la Iglesia de San Salvador, el monumento más importante de nuestro municipio. El templo se terminará hacia 1700. En esta misma etapa, se inicia la construcción de la iglesia de Polvoranca.

Fuentes documentales

En la sección de Clero del Archivo Histórico Nacional se conservan dos documentos fundamentales para conocer los orígenes de nuestro municipio (carpetas 1.353-6 y 1.354-15) en los cuales aparece Leganés con la denominación de Leganos, por la abundancia de légamo o légano, es decir, el lodo creado por la labranza.

Según el diácono Juan escribe en ‘Los milagros de San Isidro‘, que datan del año 1271, Leganés ya es una alquería incluida en el término de Madrid, es decir, un conjunto reducido de casas de labor o de labranza, típica del Levante.

Por su parte, el primer documento existente en el Archivo Municipal de Leganés data de 1585. Se trata de una orden del Teniente de Corregidor de Madrid al ayuntamiento de Leganés para que nombre guarda de las aguas de riego y huertas del arroyo de Butarque. Esta serie documental, de nombramiento de guardas de las aguas y huertas, se prolongará durante varios siglos de nuestra historia local.

La última referencia, según el propio archivo municipal, sobre el origen de Leganés data del siglo XVIII, y se encuentra en el ‘Diccionario geográfico‘ de Tomás López, guardado en la Biblioteca Nacional, allí reza:

Dentro de este término están los despoblados de Butaraque y Overa, cuyos vecinos es tradición fueron los fundadores de esta villa por los años de 1200 con corta diferencia, y por haber habido en el sitio que hoy ocupa una grande laguna quedó con el nombre que conserva de Leganés“.

La unión de Polvoranca

No obstante, el actual Leganés no se entendería sin la anexión a su término municipal, en algún momento de la primera mitad del siglo XIX, de la villa de Polvoranca. Existen varios documentos, tanto en el Archivo Municipal (cuadro estadístico de 1800) como en el Archivo Parroquial (Libro de difuntos hasta 1849), que nos dicen de la actividad autónoma de este municipio a principios del siglo XIX.

Por otro lado si mientras en el ‘Diccionario geográfico-estadístico‘ de Sebastián de Miñano (1826-1827) Polvoranca aparece descrita de forma independiente de Leganés, en el ‘Diccionario geográfico, estadístico e histórico‘ de Pascual Madoz (tomo XIII, 1849) Polvoranca es “villa agregada al ayuntamiento de Leganés”. Incluso un autor local menciona a un vecino anónimo que sitúa la incorporación de este municipio a Leganés en 1818.

De lo que no cabe duda es de que su paulatina despoblación, que terminará en el siglo XIX, acabará por provocar su anexión al municipio de Leganés, posiblemente coincidiendo con alguna reorganización territorial de esa época.

1004 views

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *