Ex Arquitecto Jefe de los Servicios Urbanísticos de Leganés: «Aquí hay un lío muy gordo con las gasolineras»

Publicidad - Continúe navegando

El ex Arquitecto Jefe de los Servicios Urbanísticos Municipales de Leganés, Antonio Galán, ha asegurado haber sido testigo del bloqueo que sufren las solicitudes de instalación de gasolineras en Leganés, «hay entre ocho y diez guardadas en un cajón«. Además, ha señalado a Parquesur y los polígonos industrial como foco de problemas por intereses urbanísticos. 

Antonio Galán Fons ha comparecido ante la Comisión de Investigación de Legatec por ser quien firmó el informe final que dio luz verde a Coca-Cola para comenzar su actividad en Legatec pues fue el encargado de supervisar que las instalaciones estuvieran correctas. En el momento del informe, el técnico llevaba un mes en el puesto asignado aunque «no era algo nuevo para mi porque venía de hacer inspecciones en mi anterior puesto en el Ministerio«, aseguró.

Una controvertida destitución

Durante su intervención, Fons además criticó la forma en la que fue destituido, señalando que, a pesar de contar con la ampliación del tiempo de vida laboral hasta los 70 años por parte del Ministerio de Cultura, donde trabajaba anteriormente, el actual director de Urbanismo, Fernando Rodríguez Pérez, le otorgó la jubilación octubre de 2015. «Entiendo que al tener un gobierno en minoría, el alcalde quiera tener a personas de su absoluta confianza«, apostilló.

Y es que, según Galán, «hay un lío muy gordo con las gasolineras, la edificabilidad de Parquesur y los polígonos industriales que los quieren convertir en centros comerciales«. Así, el ex técnico aseguró haber sido testigo de la paralización de un expediente de solicitud de instalación de una estación de servicio por el actual director de Urbanismo, a quien se refería como «el innombrable señor«.

Otras noticias - Sigue leyendo


 

«Cuando yo llegué había entre ocho y diez expedientes sin resolver de gasolineras, y para uno que veo que cumple todas las directrices, este innombrable señor lo paralizó, me echó una bronca y la metió en su cajón y ya no he vuelto a saber de ella«.

Por su parte, Rodríguez ha justificado que su cese no estuvo motivado por causas políticas sino por «no guardar el respeto que se merece un superior«. Según Rodríguez, algunos de los técnicos municipales «iban por libre» ya que Galán no ejercía de jefe del área, además, no utilizaba su ordenador y los informes que elaboraba eran hechos a mano posteriormente mecanografiados por otra persona para introducirlos en el sistema.

«Me prometió hacerlo y, pasado un tiempo prudencial vi que no cambiaba nada. En ese momento dije a RRHH que no quería seguir contando con esa persona en mi departamento. El resto de cuestiones entiendo que se deben a un resentimiento personal hacia mi», contestó Rodríguez.

Únete a la suscripción
Recibe el boletín de noticias cada lunes en tu correo electrónico, comentar, servicio de hemeroteca, completamente gratis

Noticias relacionadas
Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Destacada
Ahora en portada
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.