La química de la poesía de Genoma Poético

0

El sábado 30 de marzo, Genoma Poético presentó ‘El poético caso de un ser humano cualquiera’ con la improvisación de Ernesto Zuazo en La Libre de Barrio.

Genoma poético es un proyecto que fomenta el uso social de la poesía a través de procesos y herramientas de creación, con la formación, el desarrollo de cursos, talleres y publicaciones. Se presentan en esta ocasión como un equipo de investigación dispuesto a experimentar en un sujeto, Ernesto Zuazo, actor con formación en improvisación. Despliegan en la sala, vestidos con trajes de protección química, un laboratorio presidido por una tabla poética de los elementos, múltiples objetos que simulan placas de Petri, jeringas, tubos de colores y jarras medidoras. A lo largo del espectáculo, los profesores investigadores introducen fórmulas al sujeto que va transformándose, dejándose invadir por la poesía. 

Ante todo, es un espectáculo participativo, en el que Quino Romero, con formación en diseño gráfico y filosofía, y Carlos G. Torrico, Psicólogo y formador, van dirigiendo los pasos a seguir creando métodos creativos para el desarrollo poético. Codifican las fórmulas de la escritura y proponen ejercicios que van desde lo individual (escribir tres palabras en referencia a la poesía) a lo colectivo (usando una página web en la que todos los espectadores escriben frases a la vez). A través de estos métodos, exploran la escritura, lo visual y el sonido, mientras el público sugiere las palabras que les evocan las imágenes que Genoma Poético aporta. 

Ernesto Zuazo recoge las fórmulas y las estira o las une, las transforma con un toque humorístico en el que demuestra la agilidad de pensamiento y la espontaneidad que solo aporta la improvisación. Transgrede los límites poéticos y se acerca al teatro gestual, usando en el acto todos los recursos que están a su alcance: se inventa palabras, las mezcla o las disipa. Traspasa el escenario y llega a la interpretación únicamente con sonidos ininteligibles que, en situación, resultan fácilmente identificables. A medida que avanza el espectáculo se va mostrando en la situación de un sujeto afligido por múltiples efectos secundarios con ciertos atisbos de lucidez, sin dejar de arrancar la risa del público ni un solo momento. Pero Genoma Poético sentencia: “hemos convertido a un ser humano cualquiera en un poeta. Todo era un placebo, era todo mentira. Le hemos estado dando al sujeto agua con azúcar”.

Una mezcla de estilos que funciona

El espectáculo es en sí un ente híbrido entre el teatro, la improvisación, el recital, la poesía y la comedia, en el que el público disfruta y se divierte. El proyecto, iniciado en el 2012 surgió a la par que la creación de La Libre de Barrio, librería y asociación de difusión cultural. Por ello, siempre inician sus propuestas en este espacio, cuenta Quino Romero. Con la incorporación de Ernesto Zuazo al equipo crean un espectáculo más dinámico en el que, dicen, ellos sólo ponen las premisas para su desarrollo. Volverán a representar El poético caso de un ser humano cualquiera en Madrid, próximamente. Manténganse informados.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí