Balonmano | El CB Leganés hace vibrar de nuevo a ‘su’ Manuel Cadenas: “Solo falta ponerte las zapatillas de andar por casa”

0
La afición del Pabellón Manuel Cadenas aprieta | Foto: Dani Plaza

El equipo femenino de División de Honor Plata no ha podido estrenarse con victoria en las nuevas instalaciones. “Aunque mis jugadoras digan que no, creo que ha tenido algo que ver la presión”, ha comentado su entrenador, Fernando Blanco, al término del duelo frente al Mataró (19-29).

El Pabellón Manuel Cadenas ha vuelto a respirar balonmano de arriba a abajo este fin de semana. A este sábado especial de reestreno solo le ha faltado la guinda de la victoria del equipo de División de Honor Plata Femenina, que ha caído con holgura en su reestreno frente a Mataró (19-29) en una renovada pista que «pocos pabellones tienen», según su entrenador, Fernando Blanco.

La jornada comenzó con dosis de festividad y alegría ante la nueva cara que mostraba el campo. Los retrasos en las obras que se prolongaron hasta cuatro años con un coste muy cercano al millón de euros habían aumentado considerablemente las ganas de ver la reforma y la cara que mostraría el CB Leganés en este escenario. Con el plato fuerte del Leganés-Mataró femenino de la tarde, las gradas presentaron una buena entrada con una hinchada que arrancó muy metida en el encuentro y teniendo que reinventarse en sus ánimos. La famosa valla de metal que delimita el terreno de juego ha sido modificada por una de cristal, más estética, pero menos ruidosa.

Fernando Blanco reflejó a Leganés Activo su deseo de que «seamos capaces de volver a coger el espíritu que tenía este pabellón, que vuelva a ser un referente». «He jugado aquí millones de veces con la chapa y siempre que venías era un partido especial. Hoy lo he vivido desde la otra zona y es un placer volver a un pabellón dedicado para el Club Balonmano Leganés, en el que todo son facilidades y en el que te sientes como en casa. Solo falta ponerte la zapatillas de andar por casa«, amplió el técnico, convertido ya en veterano bajo ese techo.

«Un chalet de La Moraleja casi» para Fernando Blanco

Los miembros que conforman la familia del CB Leganés todavía continúan la mudanza de material desde el Polideportivo Olimpia que les acogió las últimas temporadas. El retorno a los entrenamientos se produjo este miércoles con la «ilusión» por delante y de momento se muestran encantados con lo que se han encontrado. «Más vale tarde que nunca. En este caso ha sido más tarde, pero tenemos que estar muy agradecidos por poder disponer de un chalet de La Moraleja casi«, señaló Blanco, sorprendido sobre todo por «el nivel de la pista».

Las suyas arrancaron su ‘redebut’ dando guerra contra un Mataró asentado en la parte alta de la clasificación, pero el paso de los minutos hizo mella dejando un sabor agridulce en esta fecha tan marcada. «Aunque mis jugadoras digan que no, creo que ha tenido algo que ver la presión. Hemos salido con el miedo a fallar y nos ha pasado factura», expuso el míster, que calificó la derrota como «una lección para volver a donde tenemos que llegar» y salvaguardar la categoría cuanto antes.

La pista del Pabellón Manuel Cadenas desde detrás de la portería | Foto: Dani Plaza

Como reconoció tras el final, el descanso «ha pasado una factura tremenda». Y es que las leganenses encadenaron más de un cuarto de hora sin marcar tras la reanudación, descolgándose por completo y pasando de sufrir una desventaja de 10-14 a verse dobladas en el marcador de la nueva pared del Pabellón Manuel Cadenas, aún virgen de los carteles de publicidad y los paneles informativos de antaño.

Seco: «Algunos chicos entraban con miedo»

Tampoco quiso perderse la cita Juan Carlos Seco, coordinador técnico de la sección masculina y entrenador en categoría cadete. En declaraciones a Leganés Activo, pudo mostrarse entusiasmado por la «vuelta a casa» y por el reto de «aprender a volver a jugar como locales aquí». «Llevábamos todos estos años esperando este regreso. La mayoría de nuestros chicos ahora no saben lo que es jugar aquí, pero poco a poco seguro que volveremos a como estábamos», puntualizó, comentando que algunos de los canteranos incluso «entraban con miedo» en su primera vez en el Manuel Cadenas este miércoles.

No obstante, reconoció que a nivel de ambiente «no se ha perdido tanto» gracias a la función de los entrenadores y veteranos contándole a los más jóvenes «lo que era jugar en el Cadenas». La espera resultó larga e incluso Seco aseguró que «siempre se teme» no poder volver después de los problemas que surgieron con las obras y teniendo presente casos de otros clubes, pero quiso mirar hacia adelante y no recordar esos cuatro años «de prestado» en el Olimpia.

«Se echaba de menos», prosiguió, aunque agradeciendo al Polideportivo Olimpia su acogida durante este largo periodo. «Han conseguido hacer un pabellón en el que da gusto entrenar y jugar. Hay una temperatura maravillosa, la pista es espectacular y todo lo que se podía pedir, lo tiene. Parece mentira cómo han podido cambiar tantas cosas en una estructura que no ha cambiado», ultimó, aseverando que en este instante «todo cambio cuesta, pero este cuesta con una sonrisa de oreja a oreja».

Este domingo continuará la jornada balonmanística sobre la cancha azul. El derbi CB Leganés-Getasur del Nacional Masculino acaparará los focos a las 11:30 horas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí