La oposición rechaza la modificación del ROM y pide mesas de trabajo

0
Ayuntamiento de Leganés

El Gobierno de Leganés ha aprobado inicialmente un nuevo Reglamento Orgánico Municipal para recortar la duración de los Plenos. La oposición lo considera un recorte a su expresión y control.

La numerosa presencia de grupos políticos en el Pleno de Leganés ha hecho que la gestión de los Plenos del Ayuntamiento sea cada vez más larga. El gran número de iniciativas hace que el Orden del Día de las sesiones acumule hasta más de 30 puntos de debate. Sin ir más lejos, en la próxima sesión del mes de enero está previsto que se debatan 37 mociones y se acumulan 23 puntos de la parte de control.

Este parece haber sido el principal motivo que ha llevado al Gobierno local de Leganés (POSE+Más Madrid-Leganemos) para elaborar un nuevo Reglamento Orgánico Municipal que adapte algunos aspectos a la legislación actual y modifique las reglas de los Plenos para recortar su duración, en concreto, el número de iniciativas presentadas por cada uno de los partidos.

Así, han propuesto reducir el tiempo de las intervenciones y el número de mociones de cada grupo, una iniciativa que ha sido criticada por todos los grupos de la oposición que han considerado la opción como un drástico «recorte de los derechos democráticos tanto de la ciudadanía como de la oposición».

Contenidos relacionados

«Es cierto que somos muchos grupos de la oposición», reconocía Miguel Ángel Recuenco (PP), «pero creemos que este Gobierno requiere un control absoluto y no queremos que se vean limitada parte de control por parte de la oposición. Trabajaremos fundamentalmente en que esto no ocurra». Para evitar esto, UP-IU Leganés elaboró una propuesta alternativa en la que se consideraba empezar los Plenos a las 9 de la mañana y alargarlos una segunda jornada en caso de no haber llegado a abordar todos los puntos.

Exigen una solución consensuada

Tanto UP-IU como PP coinciden en señalar que les parece una medida muy «cortoplacista» ya que se trata de una medida que, en estos momentos, beneficia a PSOE y Más Madrid-Leganemos por estar en el Gobierno pero «quién sabe si les puede dificultar su futura labor de oposición». Así, todos coinciden en señalar que para una modificación de este calibre «se necesita un consenso amplio».

Tanto es así que, según ha destacado el Partido Popular, todos los grupos habían acordado en realizar unas mesas de trabajo previas a la aprobación de cualquier tipo de borrador, sin embargo, este ha llegado antes de que se negociara nada con los partidos de la oposición. «Aquí es donde me surge la duda, el tiempo la resolverá, si ya lo tienen acordado con Ciudadanos, como otras cuestiones».

En este sentido, Ciudadanos Leganés ha confesado estar de acuerdo con el resto de formación ya que su objetivo es que la reforma sea consensuada por todos los partidos. «Queremos conseguir una mesa de negociación para elaborar el próximo reglamento», explicaban fuentes de la formación naranja que destacaban que lucharán por que se llegue a esta mesa de trabajo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí