Ale Galán y Juan Lebrón antes de su debut como pareja | Foto: World Padel Tour

Ale Galán y Juan Lebrón estrenan una dupla más que prometedora en el World Padel Tour. El de Leganés ha manifestado su deseo de afianzar el número uno mundial junto al jugador del momento: “Quiero seguir creciendo y tengo el mejor compañero para hacerlo”.

El World Padel Tour ultima sus preparativos para echar a andar este 2020. El Máster de Marbella que arranca este lunes es la primera prueba de una temporada en la que se estrena la pareja formada por el leganense Ale Galán y el gaditano Juan Lebrón. Ambos, que finalizaron por separado el pasado curso como los números 3 y 1 del mundo, se presentan como los rivales a batir.

Su reto para la presente campaña es concluirla compartiendo el primer escalafón del ránking. Antes del inicio de la competición, la dupla Galán-Lebrón concedió su primera entrevista para la organización del World Padel Tour y dejaron las primeras muestras de una compenetración que promete.

“Sabemos lo que queremos. Yo quiero que Juan siga haciendo a sus compañeros números 1 y que me toque a mí. Quiero seguir creciendo y creo que tengo el mejor compañero para hacerlo”, expuso el de Leganés, haciendo referencia a los grandes resultados que obtuvo su nueva pareja en su anterior etapa junto a Paquito Navarro. El escenario de los dos jugadores en Navidades se antojó idóneo para establecer esta prometedora relación profesional, ya que Ale Galán también acababa de finalizar su vínculo acompañado de Pablo Lima.

Related Posts

Las reuniones para unir fuerzas resultaron sencillas, según desvelaron. “A mí en cuanto me comunican que no sigo el proyecto que tenía en conjunto no se me cruzó otra persona por la cabeza“, explicó el madrileño al lado de un Lebrón que se autodenominó como la “combinación perfecta”.

Son pareja sobre la pista este 2020, pero fueron rivales desde categorías inferiores y han forjado en el tiempo una bonita amistad. El uno se deshizo en elogios sobre las cualidades del otro y admiten en su primer mes de entrenamientos estar preparándose con especial énfasis para afrontar las situaciones delicadas que aparezcan en sus partidos.

Por su parte, Juan Lebrón está mentalizado en que la presión convivirá con ellos durante todo el año. “La exigencia es máxima desde el momento en que nos juntamos”, reflejó, concluyendo su puesta ante las cámaras colocando sus expectativas en lo más alto. “A final de año nuestro objetivo es estar como pareja número 1”, adelantó.