¿Cómo afecta la crisis del coronavirus al pequeño comercio en Leganés?

La crisis del coronavirus ha obligado a cerrar a muchos comercios en España. Según CEPYME peligran el 60% de las pequeñas y medianas empresas que están obligadas a reinventarse para poder seguir facturando. 

Publicidad

xxx

El pasado día 14 se decretó el cierre obligatorio de todos los comercios que no sean de primera necesidad. Esto ha hecho que miles de comercios se hayan visto obligados a echar el cierre mientras dure esta cuarentena, lo que significa que miles de familias han perdido, de forma temporal, su única fuente de ingresos, lo que podría provocar en muchos casos el cierre definitivo de los negocios. 

En esta situación, el pequeño comercio ha sido el más castigado por la emergencia sanitaria. CEPYME calcula que en torno al 60% de las PYMES están en riesgo, lo que supone 300.000 empleos si la crisis se prolonga un mes, tal y como ha anunciado Pedro Sánchez que ocurrirá. Lorenzo Amor, portavoz de la Asociación de Trabajadores Autónomos ha lanzado un SOS pidiendo que se cancele la cuota de autónomos de estos meses de reclusión. 

Esto es lo que le ha ocurrido a Milagros, dueña de Calzados Sánchez, que cerró su tienda días antes de lo obligatorio “por miedo” y dedicó su último día únicamente a entregar pedidos pendientes. “Atendía a los clientes con guantes y mascarilla. Me daba pánico”, confiesa. Ahora, ha abierto una cuenta de Twitter, a falta de página web, para poder seguir obteniendo encargos en este tiempo y cuadrar las cuentas.

“Estoy yo sola y nunca he pensado en lanzarme a Internet porque no el tiempo que todo esto requiere. Ahora toca reinventarse y estoy haciendo un cursillo a pasos agigantados”, asegura Beatriz, dueña de Bolsos Fernando Ferrer, que ha seguido la misma estrategia. Su tienda, especializada en bolsos y artículos de piel, ya estaba siendo castigada en los últimos años por los efectos de la crisis. “Desde la crisis anterior estamos tocados. En Leganés tres empresas de mi sector han echado el cierre”. 

Difícil hacer frente a los pagos

En los últimos años nos pensamos mucho más el dinero cuando se trata de echarse mano al bolsillo y, en muchas ocasiones, priorizamos lo más barato o lo más duradero. “Estábamos levantando la cabeza pero la crisis no nos ha dejado tener un colchón económico para estos días”, apuntilla Beatriz. “Yo he llegado a estar desbordada de trabajo pero el que me llega ahora muchas veces no compensa porque los precios por los servicios son muy bajos, y si los subes la gente no viene”, añade Milagros.

Related Posts

“Al comercio pequeño le afecta mucho la incertidumbre”, remarca Beatriz recordando las últimas repeticiones constantes de elecciones, “la gente se piensa mucho más a la hora de gastar si no sabe qué ocurrirá mañana. Y en lo que recorta es en cosas que no son de primera necesidad”. Por esto, temen que esta situación acabe con gran cantidad de comercios: “El tema pinta feo y llevamos un tiempo muy mal. Cuando se termine esto me plantearé si reabrir o no”, explica Milagros. 

Y es que, estas pequeñas empresas siguen teniendo que hacer frente a las facturas de los proveedores, de luz, agua, teléfono, hipoteca o alquiler del local, algo con lo que muchos han empezado a negociar: “Las ayudas para las hipotecas son solo para viviendas, ¿qué hay de nosotros?”, asegura Beatriz, dueña de su local ubicado en la Plaza Mayor. “A mi me quieren subir el alquiler no es mucho, pero al año va siendo un pico”, explica Milagros cuyo local se encuentra en la calle Sol, en pleno centro de la ciudad, “llevo 10 años en el local y no he faltado nunca, estoy intentando negociar para que comprenda la situación”. 

Una recuperación a largo plazo

Para estas situaciones, el Gobierno ha creado una serie de medidas para ayudar a las PyMES a hacer frente a estos pagos con una moratoria de los impuestos. El Ministerio de Hacienda permitirá retrasar seis meses el pago de IVA, IRPF o Impuesto de Sociedades. “En seis meses no vamos a estar recuperados de esto y tendremos que pagar todo de golpe. En Italia se ha retrasado 18 meses, no digo que hagan lo mismo, pero que lo estudien”, opina Milagros. 

 

Además, el Gobierno ha lanzado la posibilidad de solicitar una prestación adicional de ayuda de 700€, algo que puede no ser suficiente. “Es menos que el Salario Mínimo, es decir, el mínimo que el Gobierno cree indispensable para que una persona viva. Y con eso tengo que hacer frente a los gastos de la empresa, y los míos porque no tengo ingresos. Es claramente insuficiente”. Mientras, las empresarias también se acuerdan del IBI, el impuesto que viene a cargo del Ayuntamiento de Leganés y que este año ha subido su cuantía. “Alguien podía acordarse de nosotros y retrasarlo”.

Pero esta situación no solo afecta a los comercios que están cerrados, también a los que permanecen abiertos sin ser de alimentación, como son los talleres o las tiendas de informática, que en estas semanas han visto bajar la facturación drásticamente. El 60% de las PYMES están en riesgo y muchas de ellas se pensarán seriamente si seguir con su actividad o buscar trabajo por cuenta ajena, esto saturará el mercado de trabajo de parados lo que hará más difícil encontrar en un empleo. Vienen tiempos difíciles, pero si hay un deseo que una los pequeños comercios es que, pasado este, la gente vuelva a volcarse en las tiendas de barrio.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Última hora