Operaciones de limpieza en el lago de Vereda de los Estudiantes han provocado que las tortugas de la zona hayan tenido que mudarse de hogar. Las más desorientadas han llegado a avistarse en las aceras próximas.

Vereda de los Estudiantes ha presenciado con sorpresa cómo en las últimas horas algunas tortugas deambulaban por sus vías como un peatón más. Estos animales, que encuentran en el lago del barrio leganense su hábitat para vivir, han tenido que readaptar sus hogares debido a las operaciones de limpieza en la zona. Unos reptiles han sido realojados a acuíferos colindantes, pero a otros se les ha visto emprendiendo nuevas andaduras por su cuenta e incluso luchando por salvar su vida tras el imprevisto escenario que han vivido.

El Ayuntamiento de Leganés ha confirmado que las obras de mantenimiento realizadas en esa localización se deben a motivos de higiene. Este lago en cuestión consta de tres vasos de agua y explican que lo llevado a cabo por el momento ha sido vaciar los dos recipientes de menor tamaño para realizar una limpieza a fondo y rellenarlos a la postre para devolver la normalidad. En este periodo, comunican que las tortugas afectadas fueron trasladadas al vaso de mayor tamaño, intacto hasta la fecha, aunque los vecinos han podido apreciar que no todos los reptiles han encontrado alojamiento nuevo.

La denuncia sobre la situación existente en Vereda de los Estudiantes llegó al Consistorio a través de las redes sociales:

En las protestas se adjuntan las imágenes que plasman las carencias de una operación que ha puesto en riesgo las vidas de varios reptiles. En el momento de la publicación, la denunciante reflejaba que ninguna de las tortugas avistadas había muerto a consecuencia de la mudanza, pero los peligros a los que hacen frente deambulando por las vías se multiplican y pueden acabar acarreando atropellos u otros accidentes.

Related Posts

Desde el Ayuntamiento esperan recuperar la normalidad en el estanque en los próximos días. Mientras tanto, los vecinos humanos de Vereda de los Estudiantes puede que se topen con otro tipo de vecinos menos habituales. Su casa, para quienes se animen a realojar a las tortugas, se encuentra en el lago del barrio.