Cáritas llega a triplicar sus ayudas en las parroquias de Leganés a causa de la COVID-19

Zonas especialmente afectadas como Los Santos o el barrio de Zarzaquemada han triplicado las labores solidarias en sus parroquias. Sus responsables destacan que en todos los centros de Cáritas en el municipio, como mínimo, se han duplicado.

Publicidad

xxx

La pandemia del coronavirus se ha cobrado numerosas víctimas en Leganés en el aspecto sanitario, pero también en lo socioeconómico. Cáritas Diocesana de Getafe, que asume la responsabilidad de otras poblaciones limítrofes como Leganés, ha presentado este viernes su memorial anual del ejercicio 2019, que se ha visto en un segundo plano a causa de la crisis sanitaria con la que arrancó el 2020. Durante la pandemia, el riesgo de exclusión social de los colectivos vulnerables se ha incrementado notablemente, llegando a materializarse con rapidez en pobreza en gran cantidad de casos que también se han manifestado especialmente en las parroquias pepineras.

Desde el pasado mes de marzo en el que España entró en estado de alarma, la concesión de ayudas de Cáritas en los centros de culto de Leganés se ha multiplicado. Como mínimo, todos ellos han visto duplicada su actividad solidaria para atender a la incesante cantidad de solicitudes. En las zonas más damnificadas, como Los Santos o el barrio de Zarzaquemada, rescatan los responsables locales que su asistencia incluso se ha triplicado.

Las donaciones de alimentos, productos para las necesidades básicas y el apoyo para el pago de suministros y alquileres de viviendas han sido los aspectos más requeridos en el territorio en estos meses. “Lo que hemos vivido en Leganés en materia de salud sí se ha trasladado en la subida de casos”, lamentaron en una ponencia en la que también quiso intervenir el monseñor Ginés García Beltrán, obispo de la Diócesis de Getafe, para agradecer la interacción con distintas instituciones y, en especial, con la administración pública. “Ha habido una colaboración grande con el Ayuntamiento de Leganés y ojalá fuera imitable en distintos lugares”, señaló, poniendo en valor la subvención firmada hace varias semanas.

Related Posts

‘Cada gesto cuenta’ es el eslogan con el que Cáritas llama a aportar a cada ciudadano su granito de arena siempre que sea posible. Así lo ha recordado este viernes el director de Cáritas Diocesana de Getafe, Enrique Carrero, apelando a la gravedad del contexto actual y a que “las noticias de cara al futuro no son muy alentadoras” en lo relativo a la recuperación socioeconómica.

Recuperación en forma de ‘L’

Tras el fuerte golpe sufrido en el entorno de miles de familias, el retorno al crecimiento se antoja bastante largo, según explicó el Coordinador del Equipo de Estudios de Cáritas Española, Raúl Flores. Las previsiones cuentan con un restablecimiento a la normalidad con una gráfica en forma de ‘L’ para los más vulnerables, es decir, tras la caída en picado estaría por venir un largo periodo de estancamiento.

El proceso de recuperación económica que se estaba viviendo hasta antes de la pandemia se ha trastocado por completo, confirmó Flores. Entre los grandes factores que invitan a pensar en los obstáculos de la pobreza y la exclusión social se encuentran la precariedad laboral (que impide escapar de la pobreza extrema pese a conseguir un empleo), la crisis estructural de la vivienda que imposibilita que familias enteras puedan hacer frente al pago del alquiler y suministros, la pérdida de capacidad de las redes de apoyo aunque las familias y entornos cercanos sigan aportando ayudas, o la brecha tecnológica que encuentra su mayor incidencia en los menores sin acceso a la comunidad virtual y que se están quedando rezagados en su educación y formación a causa del confinamiento.

Feminización de la pobreza

El perfil de personas atendidas por Cáritas en 2019 es similar respecto al de años previos, aunque con ligeros cambios. La secretaria general de Cáritas Diocesana de Getafe, María Teresa Herrero, habló de una feminización existente de la pobreza que viene prolongada en el tiempo y que, sin embargo, “se viene acortando”.

Las mujeres actualmente copan el 57% de las ayudas que concede la organización, aunque la distinción por sexos es mucho más evidente en su programa de formación para el empleo. En este proyecto, Herrero mostró cómo 167 de los 178 inscritos en cursos de formación fueron mujeres en 2019, poniendo de manifiesto la mayor dificultad femenina para acceder a los puestos de trabajo. Asimismo, destacó otros de los programas desarrollados bajo la firma de Cáritas como el programa de infancia, el programa de la comunidad gitana, el programa de formación de adultos o el programa de vivienda.

En total, su inversión ha sido de 7.840.000€, la mayoría procedentes de fondos privados (62%) y el montante restante de subvenciones publicas (38%). No obstante, desde el colectivo recuerdan que detrás de todas estas cifras “hay rostros con nombres, apellidos, vidas, ilusiones y dolor” que reciben a diario la asistencia de miles de voluntarios y decenas de profesionales de Cáritas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Última hora