Foto: Phil Hearing

Hay espacios que requieren un estilo de puerta en particular. Una que se acople perfectamente al diseño y aporte una mejor utilidad. En este artículo te comentamos las ventajas sobre las puertas batientes con acabados y colores personalizados que pueden ser una excelente adición para tu finca particular.

Con el paso del tiempo, los edificios y las viviendas quedan antiguas y deterioradas, por lo que una reforma puede venir muy bien. La instalación de dispositivos que mejoren la entrada y salida de personas, que aumenten la seguridad y ofrezcan siempre una estética agradable hacen que valga la pena la inversión. Es por esto por lo que te cometamos algunas de las versatilidades de estas puertas batientes si estás considerando mejorar la estética y seguridad de tu finca particular.

Empecemos por saber qué son, pues muchos las conocen también con el nombre de puertas abatibles. Y, aunque muchos pensemos en las puertas de cantinas o cocinas como principal referencia, estas puertas son muy utilizadas en fincas, chalés y edificios comerciales. Pueden abrirse hacia el interior y existen diferentes modalidades. Con el tiempo, han logrado una amplia evolución para generar un movimiento sutil, montando electro-cerraduras en sus versiones automáticas para mejorar la automatización de la apertura.

A continuación, te brindamos algunas de las cualidades que definen a estas puertas.

Larga durabilidad

Aunque hay muchas versiones de estas puertas, la mayoría de ellas están fabricadas con materiales altamente resistentes. Por lo que, no solo se está integrando una puerta que funcione bien, sino que además evitaremos sustituciones durante un largo periodo de tiempo, ¡siendo una victoria a favor hacia nuestro presupuesto!

Integración con el diseño

Debido a la variedad de modelos existentes que hoy en día las empresas ofrecen en sus catálogos, siempre hay una opción que se ajusta perfectamente a las necesidades de cada cliente. Tienen la particularidad de ofrecer una combinación de tecnología y estética, por lo que son perfectas para las fincas particulares que requieren de una renovación y un poco de modernidad con mandos inteligentes de alta tecnología.

Un acabo excepcional

La variedad existente en cuanto a colores y acabados abre un abanico de opciones personalizables que permiten que sea el cliente quien defina qué tipo de puerta debe ir en su propiedad y no tener que ajustarse a opciones limitadas. Estas puertas batientes automáticas se fabrican a medida y su elaboración se ajusta al entorno y al tráfico de personas en el espacio donde será instalada.

Fácil accionamiento

Existen diferentes opciones en la actualidad para el accionamiento de este tipo de puertas batientes. En el pasado han quedado los mandos tradicionales y analógicos, pues hoy se cuenta con sensores de proximidad, pulsadores de alta sensibilidad y pulsadores de codo que garantizan una excelente interacción con la puerta para simplificar el acceso sin complicaciones y ofreciendo seguridad en todo momento.

Seguridad e higiene

En estos días la palabra “seguridad” se ha ganado nuevas connotaciones y el vínculo con la salud es un elemento que vale la pena resaltar. Debido a que no es necesario tocar la puerta, se suprime el riesgo de entrar en contacto con bacterias, virus o agentes patógenos que se alojan en las superficies. Al no tener que tocar elementos comunes como pomos, cerraduras o manillas, se mejora la seguridad higiénica y se confirma la reducción de riesgo de contagio de COVID19.