5 C
Leganés
viernes, 26 febrero, 2021

‘Historias mínimas’, la webserie de Leganés surgida ante la COVID19

- Publicidad -

Tres alumnos de teatro de una escuela de Leganés, de la mano de Francisco Cenamor, han creado la webserie ‘Historias mínimas’ con una gran acogida en las redes

- Publicidad -

El teatro ha sufrido un gran varapalo durante 2020. El confinamiento y las medidas para evitar el contagio de la COVID19 han hecho que cada vez sea más complicado no sólo realizar actuaciones en vivo sino también continuar con las clases de esta disciplina. Ante los diversos problemas que han surgido, la Escuela de artes escénicas Patricia Doménech ha optado por dar el salto a la pantalla.

«En la pantalla es más fácil falsear las distancias y evitar un contacto prolongado, que son algunos de los requisitos de los protocolos anti COVID», relata Francisco Cenamor, profesor de la escuela e impulsor de la webserie ‘Historias mínimas’. Un proyecto nacido de la necesidad de continuar la formación teatral de los alumnos más veteranos de la escuela: Evelin Sánchez, con 3 años de formación, Roberto Benedicto con 5 y Nerea Villar con más de diez años de formación a sus espaldas. 

- Publicidad -

«Todos los años hacemos un evento al final del curso y este año no se iba a hacer así que es algo muy distinto, fuera de nuestra zona de confort y nos gustó mucho la idea», añade Roberto Benedicto, uno de los actores del corto a quien lo que más le ha costado de la transición de teatro a pantalla ha sido «mirar a cámara». «El hecho de mantener la posición y la intención del personaje entre corte y corte es algo nuevo que nos ha costado perfeccionar», añade Evelin Sánchez.

El primer capítulo de la webserie ha tenido una gran acogida entre el público superando las 500 visitas en apenas unas semanas y llegando en la actualidad a más de 790. «Que nos vean de repente casi 800 personas de golpe es impactante», asegura ilusionada Nerea Villar. 

Del personaje a la trama

‘Historias mínimas’ ha tenido un proceso creativo muy medido desde el principio, creando primero los personajes por parte de los propios actores a través de improvisaciones. «Se trabaja todo: qué personajes querían hacer, cómo se iban a vestir… Aunque luego no salga, es muy importante que el personaje tenga una edad, un barrio, una escuela, unos gustos, una familia, pareja o no, fume o haya fumado. Aunque luego no se hable de eso; de hecho sólo se llega a decir un nombre pero todo está trabajado». 

Related Posts

A medida que los personajes fueron creciendo e interactuando entre ellos con ejercicios de improvisación, Cenamor elaboró la idea del bar en base a mantener las distancias entre los actores. «Les hice esa propuesta para que fueran pensando qué pediría ese personaje, luego lo fui grabando y lo convertí en el texto. El final se me ocurrió a mi por darle un toque colectivo. De cara al siguiente a lo mejor creamos una pequeña historia». 

Y es que el proyecto irá evolucionando en función de las circunstancias. «Si vamos a un nuevo confinamiento duro o no, iremos avanzando» y creando desde sus respectivas casa como ya se hizo en series profesionales ‘Historias del confinamiento’ de TVE. Aunque los cuatro coinciden en una cosa: el amor a las tablas puesto que cuentan las horas para volver a subirse al escenario. «Lo que quiero ahora es cercanía: que tenga una salida todo lo que hago -zanja Cenamor- y hacer actuaciones en Leganés. Somos artistas, lo que queremos es crear».

- Playlist de videos -

Más noticias

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Aroa Díaz
Periodista. Con experiencia en medios digitales nacionales como redactora (El Diario Fénix, El Confidencial Digital, Europa Press, Cambio 16 y Hearst España), dirige y escribe en el área política y social para Leganés Activo.