Santiago de la Iglesia al salir de los Juzgados de Plaza Castilla. Foto: Lito Lizana

El juez ha archivado el caso por «falta de relevancia penal suficiente». Se acusaba a Santiago de la Iglesia (CGT) de resistencia a la autoridad

«No hay caso». Estas eran las palabras de Santiago de la Iglesia al salir de su declaración como acusado por resistencia a la autoridad. Ahora, el juzgado le ha dado la razón decretando el “sobreseimiento y archivo de las actuaciones por falta de relevancia penal suficiente”. «Lo que demuestra el sinsentido de la detención y la arbitrariedad de la actuación de las FCSE», indican desde CGT. 

Los hechos ocurrieron el pasado 27 de febrero durante una manifestación en Madrid en defensa de la sanidad pública a la que se acercaron un grupo de extrema derecha, Bastión Frontal. «A mi me empujaron, caí al suelo, fui a levantarme a ver qué pasaba y me detuvieron. No hay más», explicaba a LEGANÉS ACTIVO el Secretario General del Sindicato de Oficios Varios del Sur de Madrid de CGT. 

Por su parte, el agente denunciante acusaba a este vecino de Leganés de haberse interpuesto entre él y otro manifestante para evitar que le identificaran. «Dice que me niego a identificarme en la manifestación y es mentira, a mi solo me piden la documentación cuando llego al calabozo».

«Desde CGT celebramos el archivo de la causa penal contra nuestro compañero. Del mismo modo que seguimos reclamando la Derogación de la Ley Mordaza y de todas las leyes represivas del Estado», ha declarado el sindicato tras hacer público el archivo de la denuncia. 

Noticias relacionadas