Las deudas del Ayuntamiento ahogan a una escuela infantil de Leganés

Publicidad - Continúe leyendo

La empresa que gestiona la Escuela Infantil Rosa Caramelo lleva cinco meses sin cobrar la asignación del Gobierno local.

Los retrasos en el pago de facturas del Ayuntamiento de Leganés son más que conocidos. Además de los retrasos en el pago de las nóminas, la Administración también adeuda un gran número de facturas a proveedores y gran parte de los contratos. «Tenemos un retraso generalizado en el abono de todos los contratos del Ayuntamiento», confesaba el alcalde, Santiago Llorente (PSOE).

Entre estos contratos se encuentra el firmado por Kidsco, la empresa encargada de la gestión de la escuela infantil Rosa Caramelo. A través de un comunicado, la empresa ha denunciado que llevan sin cobrar desde el pasado mes de septiembre, lo que ha impedido que puedan abonar las nóminas a las docentes de la escuela este mes de enero. Ante esto, han sido muchas las que han efectuado protestas.

Publicidad - Continúe leyendo

«Esta situación se está dando debido al impago por parte del Ayuntamiento de Leganés a la empresa gestora de la escuela de todas las facturas desde septiembre. Aunque estos meses de atrás han podido abonar nuestras nóminas con su remanente, actualmente no hay más fondos de los que disponer. Por ello sufrimos este retraso de cobro indefinido, a la espera de que el Ayuntamiento abone lo que debe. Esperamos que esto ocurra lo antes posible», se podía leer en el comunicado.

Preguntado por la situación, el alcalde Santiago Llorente (PSOE) se ha limitado a recalcar que la Administración tiene problemas para abonar los pagos. «Hay un problema de retraso de pagos generalizado en el Ayuntamiento», confesaba el primer edil quien rápidamente justificaba que el ataque informático, sufrido el 6 de diciembre, había empeorado la situación: «el mes de diciembre es un mes clave para poner el día todos los pagos de los últimos meses del año». Sin embargo, la empresa en su comunicado habla de que los retrasos se producen desde el verano.

Esta no es la única empresa que se encuentra en esta situación. Según el índice de morosidad publicado por el propio Ayuntamiento, las arcas municipales cerraron 2021 con 934 facturas pendientes de pagar, lo que asciende a 33,78 millones de euros. De estas, 428 se encuentran ya fuera del periodo legal de pago, establecido en 60 días; facturas que suponen más de 5 millones de euros.

Noticias relacionadas

Publicidad - Continúe leyendo

Otras noticias

NEWSLETTER ✉

Recibe las últimas noticias de Leganés en tu corre electrónico cada lunes con el mejor análisis de la actualidad.

SUSCRIBIRSE

Suscribir a
Notificar a
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios
Este contenido pertenece a Leganés Activo. No se permite la copia ni la reproducción parcial o total sin permiso.