Article

Legaynes Luis Santidrian-0072

Luis Santidrián (Legaynes): “Las amenazas y agresiones no se pueden dejar pasar ni silenciar”

El colectivo LGTBI es cada vez más aceptado socialmente. Gays, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales se sienten cada vez más arropados y comprendidos. Pero desgraciadamente, aún sigue habiendo restos de violencia en su contra. Ejemplo de ello fueron las amenazas de muerte recibidas por la asociación LGTBI de Leganés, Legaynes, a través de Twitter. Por ello, hablamos con su presidente, Luis Santidrián, quien nos habla sobre su asociación y la situación del colectivo.

¿Cómo fueron los hechos?

Las amenazas se recibieron la pasada semana a través de Twitter. Habíamos retuiteado un vídeo de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes (PP), en el cual invitaba a la ciudadanía internacional a asistir a Madrid con motivo del World Pride 2017 (Día del Orgullo Gay Internacional) que se celebrará el próximo verano en la capital de España. Nuestra sorpresa fue que la respuesta que recibimos fue una amenaza de muerte en la que decía que ‘estaba esperando para masacrarnos’. Nosotros nos personamos en Comisaría para interponer la correspondiente denuncia y a partir de ahí ha comenzado una investigación. A los pocos días la cuenta desapareció.

Nosotros entendemos que es un delito de odio por lo que está penado por el Código Penal. Ahora queda a la Policía investigar la situación. Hemos hecho lo que todo ciudadano debe hacer cuando recibe una amenaza de este tipo, acudir a la policía.

Este tipo de amenazas ha aumentado en los últimos meses en redes sociales, ¿a qué crees que se debe?

Nosotros hemos observado que hay más gente que lo denuncia y lo muestra. Decir que hay más yo creo que es aventurarnos. Personalmente no creo que haya más sino que se ha perdido el miedo a denunciar.

Ese halo de libertad y comprensión a lo LGTBI es reciente pero nos demuestra que ahora somos más admitidos y nos ayuda a revelarnos cuando se meten con nosotros. Máxime cuando es una amenaza de muerte. Son cosas que no se pueden dejar pasar ni silenciar. Sin dar notoriedad al individuo pero sí denunciando los hechos. Sea quien sea no podemos dejarlo pasar.

¿Cómo ha sido la respuesta ante esta situación?

Ha sido tremendamente positiva. La sociedad civil de Leganés se ha volcado con nosotros. Hemos recibido un centenar de mensajes de apoyo, casi todos los partidos del Consistorio municipal se han pronunciado a nuestro favor y han denunciado los hechos. Muchísimas asociaciones locales y medios, como es vuestro caso, os habéis interesado y hemos percibido que no buscáis hacer circo de esto sino saber lo que ha ocurrido. No es un sensacionalismo.

Estamos contentos porque la sociedad se ha volcado con nosotros. Se han dado cuenta de que es inadmisible que esto ocurra pero no porque seamos nosotros sino que es inadmisible a cualquier colectivo o cualquier asociación.

Las amenazas fueron dirigidas al perfil de la asociación Legaynes en Twitter, ¿qué espíritu tiene esta asociación?

Somos una asociación sociocultural sin adscripción política alguna ni fe religiosa. Somos hetero-friendly totalmente y perseguimos la defensa de los derechos humanos fundamentalmente. Ahora queremos realizar actividades artísticas para educar a través de exposiciones o películas como el festival LesGaiCineMad que trajimos a Leganés en su XXI edición. Me acuerdo que al salir de una película una señora comentó que le había gustado porque era una historia de amor, solo que los personajes eran gays. ¡Claro! Es que somos iguales a una pareja heterosexual, nada cambia en eso.

Como asociación consideramos que tenemos que poner las cosas fáciles a la gente y hacer visible nuestra situación de un modo alegre y positivo, autoayudándonos y confiando en nuestras propias fuerzas. Nuestro mensaje es que nadie está solo. Nosotros invitamos a que cada cada uno sea uno mismo y viva en libertad. Porque lo otro es no vivir, es inventarte 30 historias a lo largo del día y que te cuadren todas para tú poder tener tu momento de libertad.

Desarrollas una imaginación tremenda pero el tiempo que pierdes no lo recuperas nunca. Es vivir una vida paralela que no te corresponde. Vive tú y vive tu vida porque solo tienes una y es esta. No es ningún ensayo. No podemos vivir las cosas que nos corresponden a los 18 años cuando tengamos 50. Hay que ser coherentes con nosotros mismos y nuestros sentimientos. Hay muchos casos de gente que ha vivido su vida a los 60 años.

¿Cuál fue el punto de inflexión en la aceptación del colectivo en España?

La ley de 2005 ya nos igualaba en derechos con el matrimonio… a partir de ese momento la aceptación social ha ido en aumento. Y cada vez es mayor. Es muy raro la persona que no conozca un caso directo de alguien LGTBI. Nos atreveríamos a decir que en todas las familias hay una persona porque es una comunidad sumamente amplia: gays, lesbianas, transexuales, bisexuales e intersexuales.

La aceptación es mayor en tanto en cuanto la visibilidad es mayor. Si tú conoces a una persona y después te descubre que es LGTBI te das cuenta de que eso no cambia nada, que sigue siendo la misma persona con el mismo trato. Existen buenos, malos, ricos, pobres, abogados, diseñadores, alcaldes, concejales, comerciantes… Somos personas exactamente igual que el resto. Ser LGTBI es una característica más.

Venimos de donde venimos… de una dictadura de la que aún sentimos los coletazos y que va a tardar en desaparecer. Pero aún así España es un país referente en derechos LGTBI. En sólo una legislatura conseguimos la ley de matrimonio y la ley de identidad de género. Corrimos a pasos agigantados.

¿Se ha conseguido que estas modificaciones legislativas se trasladen a la mentalidad de la sociedad?

Es una asignatura pendiente. La igualdad legal existe pero aún no se ha trasladado. Sobre todo por desconocimiento. Porque no se nos conoce y si no somos visibles no se nos podrá valorar. Si no me conoces me vas a prejuzgar de las cosas que suenen de mi o de los que son como yo, y por lo general, las cosas que suenan no son cosas positivas.

Uno de los focos de información es el Orgullo Gay. Para muchos, esta fiesta no ayuda a la normalización del colectivo sino todo lo contrario, ¿qué opinas?

Llevo yendo al Orgullo desde el año 1993, donde éramos unas 300 personas, y sólo me he perdido una hasta ahora. Siempre he ido vestido normal, de pantalón y camiseta, y nunca he salido en un medio de comunicación porque siempre se busca la foto más llamativa.

El Orgullo es una fiesta de diversidad y así la vivimos. Es el orgullo de ser quien eres. Atrévete a salir como quieras. Hay personas que necesitan transvertirse ese día para sentirse libres y pueden ser abogados, jueces o miles de profesiones distintas. Hay que entenderla como una fiesta.

Hay muchas veces que a través de la transgresión también se consiguen muchas cosas. En las primeras manifestaciones nos gritaban y nos escupían desde las aceras porque no querían rozarse con nosotros; ahora somos casi un millón de personas. Hay una parte reivindicativa con pancartas por los países donde no podemos manifestarnos porque se nos cuelga y se nos lapida, otra parte con gente que se manifiesta porque les apetece, sin pancarta; luego las carrozas musicales… El Orgullo es muy amplio y muy diverso en el que todo el mundo se siente retratado, de hecho hay un grupo de nudistas que cada año coge más fuerza. Es una fiesta donde todo el mundo tiene cabida y se respeta. Sin altercados.

¿Crees que en medios de comunicación es suficiente la visibilización de este colectivo?

Nunca. Es mayor pero aún no es suficiente. Todavía la comunidad LGTBI no se ha dado cuenta del poder que tiene mostrarse tal y como somos en todos los ámbitos de la vida. La mayor parte de la comunidad LGTBI sigue estando oculta…

¿Por qué?

Legaynes Luis Santidrian-0072Por temores que son infundados a día de hoy. Sí, da vértigo. Da vértigo asumirse a uno mismo. Es el mayor vértigo que puedes soportar pero una vez asumido tú, buscar la aceptación del resto en según qué casos puede ser más o menos complicado. Nosotros como asociación hemos hecho más de 50 eventos desde el año 2005 y en alguna ocasión ha habido personas que se han descubierto en nuestros eventos y se ha marchado. Cuando hemos dicho que es una quedada LGTBI se han ido. Lejos de eso no ha habido ningún altercado ni nada.

Cada vez son más los casos de los que hemos salido del armario y no hemos tenido ningún problema más que alguna anécdota puntual como pueda ser este tuit.

Llama la atención que califiques de ‘anécdota’ una amenaza de muerte.

Sí porque queremos que sea sólo eso. Una anécdota. Obviamente no es agradable… de camino a la comisaría me pararon a pedirme un cigarro y le miré de arriba a abajo con miedo a ver si tenía una pistola… ese miedo me duró dos días.

Una vez que lo enfrías ese sentimiento y ves que la respuesta está siendo positiva. Ves la respuesta de casi todos los grupos del Ayuntamiento y sin representación en el Ayuntamiento, grupos LGTBI de toda la Comunidad y diferentes personalidades… te das cuenta de que no estás solo. Que es posible que nos unamos en pro de un mundo mejor. Es posible que haciendo pequeñas cosas juntos podamos cambiar.

Para terminar, ¿qué aspecto crees que es el que hay que reforzar para que este tipo de situaciones no se vuelvan a dar?

La educación. Es muy importante educar en la diversidad para que no se nos olvide que diferentes somos todos. Las cosas que nos suceden cada día van marcando nuestro carácter y nuestra forma de ser. Si conocemos lo diferentes que somos todos será más fácil entender nuestra existencia y que no hay nadie por encima de nadie. El tema de la violencia de género es un drama absoluto porque existe todavía una figura machista muy importante. Si educamos en la diversidad y el respeto, la sociedad va a ser mucho más integradora y diversa. Entendiendo que la diversidad une y es la diferencia que nos enriquece a todos.

Lo que tú haces en tu casa es también lo que hago yo, tú con las personas que quieres y deseas y yo con las que quiero y deseo, pero nada nos diferencia. Es educación en institutos y colegios, ya desde el jardín de infancia aprendiendo a comprender las diferentes familias: el niño o niña que tiene dos mamás, el que tiene dos papás, el que solo tiene una mamá o sólo un papá… cada uno se organiza la vida como le viene dada y todos somos válidos. Todos lo modelos van a buscar el bienestar del menor y van a ser perfectamente responsables, e incidir en lo contrario sería incitar al odio.

¿Algún mensaje con el que quieras acabar?

Queda mucho por andar pero tenemos que ser positivos. Con pequeñas cosas que hagamos cada uno, esos resquicios de la sociedad ‘trogloditas’ van a desaparecer. Porque este tipo de ‘trogloditas’ también tienen su corazoncito y se les puede reeducar y se darán cuenta de lo que están haciendo es el tonto, están incitando al odio y no vale para nada. Porque eso puede influir en que un adolescente se suicide, que hay casos, en Leganés también. Y no podemos permitir eso jamás. Tenemos que hacer todo lo contrario. Cuando alguien se mete con nosotros tenemos que denunciar porque la sociedad civil se vuelca con nosotros. No podemos dejarlo pasar.

11 views
Ads

Deja tu comentario

Deja un comentario

cool good eh love2 cute confused notgood numb disgusting fail