Aparecen decenas de currículums a un contenedor de obra de Sambil Outlet

- Publicidad-

 AROA DÍAZ / Ediles del grupo vecinal ULEG han denunciado una vulneración de la Ley de Protección de Datos por parte del grupo Sambil, dueño del antiguo Centro Comercial M-40 y encargado de su reconstrucción. La empresa habría arrojado cerca de un centenar de currículums a un contenedor sin haberlos destruido previamente.


El pasado sábado 2 de noviembre, Unión por Leganés-ULEG denunció haber encontrado cerca de un centenar de currículums, visibles y al alcance de cualquier transeúnte, tirados en los sacos de escombros del centro comercial M-40.

La empresa Sambil, encargada de la renovación del antiguo centro comercial M-40, anunció esta semana que el proceso de selección de sus futuros trabajadores todavía no está abierto; sin embargo, ha instalado un buzón a las puertas del edificio en el que los interesados depositaban sus currículums para hacérselos llegar.

Un buzón que, este sábado, se ha vaciado en los contenedores de escombros utilizados para las obras de remodelación del centro dejándolos totalmente visibles. Tanto es así que el edil ULEG, Ricardo López, pudo comprobar los datos de los que se allí se encontraban, confirmando que se trataban de documentos actuales con datos personales de ciudadanos de Leganés y otras localidades (nombres, dirección, DNI, teléfonos…).

De esta forma, contactó con varias personas que, según cuenta el partido vecinal en nota de prensa, afirmaron que los “habían depositado días antes en el buzón que el Grupo Sambil ha colocado en el propio edificio“.

No es la primera vez que ocurre. Vecinos que pasean por la zona (muelle de carga) nos han confirmado que ya han visto currículos entre los restos de las obras del centro comercial. Este el tipo de empleo que el Partido Popular quiere para nuestra ciudad. Ha engañado a los vecinos otra vez”, afirman desde ULEG.

- Publicidad-

Según la propia Agencia Española de Protección de Datos, esta práctica está penada por la actual Ley de Protección de Datos ya que, antes de deshacerse de documentos en los que figure información sensible, la empresa debería haberlos destruido de manera que éstos no fueran visibles a ninguna otra persona. Por ello, Sambil podría enfrentarse a multas que varían desde los 300€ a los 600.000€ en función de la gravedad del delito.

En línea con lo anterior, Ricardo López apunta “he hablado en varias ocasiones con los responsables del Grupo Sambil. Les pedí expresamente que apoyaran y contrataran vecinos de Leganés. Es paradójico, hace un mes se promocionan en la prensa diciendo que crearán miles de empleo e instalarán un túnel del viento para luego deshacerse así de cientos de currículos”.

Por su parte, el grupo Sambil se ha desligado de los hechos asegurando que “ni Sambil ni sus empleados son responsables” ya que “recibimos, analizamos y archivamos todos los CV que nos llegan“. Por esta razón, el grupo ha abierto una investigación sobre lo ocurrido para esclarecer responsabilidades.

Publicidad

- Publicidad -
Suscribir a
Notify of
0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments

Última hora