Los ascensores de la estación de Zarzaquemada, fuera de servicio

0

La estación de Zarzaquemada de Leganés sufre problemas de accesibilidad en los ascensores y escaleras mecánicas desde hace más de dos años.

Si las escaleras mecánicas continúan su largo proceso de modernización, que comenzó hace ya más de un año, los ascensores de la estación de Cercanías Renfe de Zarzaquemada comienzan a necesitar más que un proceso de mantenimiento. En los últimos días, los siete ascensores con los que cuenta la estación han fallado teniendo que rescatar a los ocupantes que trasladaban en al menos una ocasión.

«Las escaleras paradas y el ascensor averiado. A hacer piernas toca», se escuchaba decir este lunes alrededor de las 22 horas a una mujer de cerca de 45 años que acompañaba a su madre. Ambas bajaban las escaleras no sin dificultad, rodeadas de jóvenes que cargaban con maletas y bolsas, y de un carrito de bebé que no tenían otro modo de salir del andén.

La situación se mantiene desde hace varios meses aunque se está agravando en los últimos días. Y es que en varias ocasiones esta semana los ascensores han aparecido con las puertas abiertas, en señal de haber sido forzadas, y la cabina más arriba de lo que debería estar. Un signo de que han tenido que abrir el ascensor para rescatar a sus ocupantes aunque había quien advertía del peligro que era dejar las puertas así: «Por ahí cabe un niño».

Falta de accesibilidad

La falta de ascensores fiables y la paralización de las escaleras de uno de los andenes (dirección Fuenlabrada) desde hace más de un año, se ha sumado a la ya poco accesible altura de los trenes que transitan la línea C5. De esta manera la estación de Zarzaquemada se ha convertido en toda una gymkana de obstáculos para personas con movilidad reducida.

Contenidos relacionados

Se da la circunstancia de que carros de bebés o muletas tienen que transitar por las escaleras convencionales, estrechas, para poder acceder al andén dirección Fuenlabrada (o volver desde Madrid), mientras que no hay problemas al dirigirse hacia Atocha o Móstoles. En el caso de las sillas de ruedas necesitan ayuda por parte del personal desde el principio debido a la falta de ascensores, incluso, para acceder a la estación ya que las escaleras de acceso en ocasiones también están paradas.

Han sido muchas las reclamaciones que se han interpuesto ante Cercanías por estos problemas, mientras que la empresa únicamente responde que se está trabajando en un programa de mantenimiento de las vías de acceso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí