Sarai Padilla durante el European Judo Open de Odivelas | Foto: Unión Europea de Judo

La judoka leganense consiguió subirse al podio en la gran cita del fin de semana tras firmar una gran repesca.

No ha tomado la vía más sencilla, pero la judoka de Leganés Sarai Padilla ha obtenido un sudado premio en el European Judo Open que se ha celebrado este fin de semana en Odivelas (Portugal). La representante leganense cayó en cuartos de final en la categoría de -63kg ante la postrera campeona Manon Deketer, pero firmó una reacción sobresaliente en la repesca para terminar subiendo al tercer escalafón del podio.

La participación de Padilla sufrió un revés en cuartos de la mano de la francesa Manon Deketer. El duelo se mantuvo parejo hasta el final, pero las opciones de la española de pelear por el título se esfumaron en el único ippon del combate. La deportista gala, más tarde, pudo colgarse la medalla de oro, pero la de Leganés no bajó los brazos y apuró sus opciones de rascar en el medallero.

El camino hacia los metales pasó por la repesca, donde Sarai Padilla se mostró intratable en las dos rondas que necesitó superar. Los duelos en esta fase tuvieron sabor español, y es que las rivales a batir fueron las compatriotas Isabel Puche y Vlada Konpnyayeva.

Sin margen de error, la leganense fue capaz de hacer fácil lo difícil y se impuso en la primera eliminatoria por un contundente 0-3. Una vez entonada sobre el tatami, resolvió el duelo definitivo por el bronce dando otro golpe sobre la mesa con un 0-2 que demostró por qué acumula tantos años reinando en las competiciones nacionales. De hecho, hace tan solo dos meses demostró nuevamente su gran nivel proclamándose subcampeona de España.