Cruz Roja incrementa un 162% su atención a personas vulnerables por la irrupción del COVID-19 en la Comunidad de Madrid. La atención a personas que nunca habían recurrido a Cruz Roja crece un 248% en este período.

Cuando se cumplen dos meses de su puesta en marcha, el Plan Cruz Roja RESPONDE frente al COVID-19 ha superado con creces su objetivo de atención, logrando apoyar a más de 1.500.000 personas a través de 2.000.000 de intervenciones integrales en ámbitos transversales en emergencias, salud, inclusión social, educación y empleo, gracias a la implicación de 42.500 personas voluntarias.

En el ámbito de la Comunidad de Madrid, Cruz Roja ha atendido a más de 71.000 personas, a través de más de 144.000 intervenciones, gracias a la gran respuesta social, del sector empresarial y las administraciones públicas, que se han volcado con la Organización para hacer frente a la situación de vulnerabidad provocada por el COVID-19.

En estos datos, que suponen un incremento del 162% en la atención habitual, se incluyen todas las áreas de intervención y dispositivos puestos en marcha dentro de lo que ya supone la mayor movilización de recursos, capacidades y personas de Cruz Roja en su historia.

Un dato destacado es el importante incremento de atención a personas que nunca habían recurrido a Cruz Roja (15.271 personas en estos dos meses), lo que supone un aumento del 248% respecto al mismo período del año anterior.

Para llevar a cabo con éxito el Plan Cruz Roja RESPONDE ha sido fundamental contar con la implicación de más de 7.400 personas voluntarias, sólo en la Comunidad de Madrid, además de la masiva implicación de la sociedad, empresas, medios de comunicación, instituciones, socios de Cruz Roja, personalidades del mundo de la cultura y del deporte, además de miles de ciudadanos anónimos.

“Para Cruz Roja, acostumbrada a ver de frente la vulnerabilidad, esta crisis está suponiendo un auténtico baño de realidad. Y es que estamos descubriendo otra vulnerabilidad oculta en muchos sectores de la población, lo que nos muestra la necesidad de trabajar una atención integral especialmente en los ámbitos de salud, educación y empleo como claves para recuperar las condiciones previas a esta crisis”, señala Pilar Roy, presidenta de Cruz Roja en la Comunidad de Madrid.

De la contingencia a la acción

La primera actuación emprendida por Cruz Roja fue la preparación de un plan de contingencia para toda la red de la Organización en la Comunidad de Madrid, que garantizase la intervención con las medidas de seguridad y protección marcadas por Sanidad, y el establecimiento de los servicios esenciales tanto en el ámbito local como en el autonómico.

Related Posts

Dentro de los servicios esenciales, se han mantenido activos durante todo el periodo de confinamiento el Servicio Telefónico de Atención y Protección a las víctimas de la violencia de género (ATENPRO); la entrega de ayudas económicas y gestión de respuestas de urgencia, incluyendo alimentos; la mediación de centros de primera acogida; los recursos de Ayuda Humanitaria, Refugiados, Personas sin hogar y mujer en dificultad social, como recursos habitacionales para cobertura de necesidades básicas y apoyo psicosocial; la entrega de productos de apoyo esenciales; las movilizaciones a citas médicas priorizadas por el sistema sanitario; las llamadas de seguimiento y las agendas de contacto; el tranporte sanitario urgente; las unidades de tratamiento directamente observado (TDO) y VIH; las Unidades de Respuesta Sociales; las actuaciones en CIE, dispositivos de llegada de personas inmigrantes y sala de asilo en Barajas; el proyecto de Teleasistencia, y los Equipos de Respuesta en Emergencia (ERIES) de albergue, sanitaria, psicológica y de Comunicaiones.

Atención a personas sin hogar. Foto: Cruz Roja

Por otra parte, han permanecido abiertos 34 puntos de atención en toda la Comunidad de Madrid, además de las sedes autonómicas de Carabanchel y El Plantío, desde donde se ha coordinado la gestión de equipos y logística. El plan de contigencia se ha ido adaptando a la evolución de la crisis sanitaria, siguiendo en todo momento las indicaciones de Sanidad y las especificaciones de las disposiciones generales indicadas tras la declaración del Estado de Alarma.

Dispositivos especiales frente al COVID-19

Para hacer frente a las nuevas necesidades surgidas tras la irrupción del COVID-19, Cruz Roja ha actuado de manera rápida y coordinada con la administraciones públicas.

Entre los nuevos dispositivos y funciones asumidas por la Organización en la Comunidad de Madrid, destacan las siguientes:

  • Central de emergencias y unidades de respuesta social especializadas en emergencias:

Desde el inicio de la crisis sanitaria, Cruz Roja ha asumido la gestión de la Central de llamadas de Emergencia Social de la Comunidad de Madrid, en coordinación con el 112. Esta central de llamadas está compuesta por trabajadores sociales que han atendido desde el 15 de marzo un total de 3.580 llamadas de emergencia con la siguiente tipología:

  • Alojamiento de personas sin hogar tanto cronificadas o familias en exclusión residencial.
  • Menores sin protección.
  • Desamparo de personas mayores.
  • Mujeres víctimas de violencia de género.
  • Personas con necesidad de alimentos.
  • Personas con necesidad de medicación.

Además, se ha podido trabajar de manera complementaria cuando se requería alojamiento con los centros abiertos y gestionados por Cruz Roja, articulando las diferentes respuestas a través de las Unidades de Respuesta Social especializadas.

En este periodo se ha atendido un total de 540 personas (triplicado con respecto al mismo periodo el año pasado).