Voluntarios de la Red de Ayuda Mutua. Foto: Aroa Díaz

La Red de Ayuda Mutua anuncia que dejará de ejercer su actividad el próximo mes de enero y exige al Ayuntamiento que reaccione para ayudar a las más de 200 familias que atienden los voluntarios

El inicio de la pandemia hizo que muchos vecinos pusieran sus conocimientos, su tiempo y sus recursos en favor a los más necesitados: voluntarios para salir a hacer la compra a quienes tenían factores de riesgo, hacer compañía por teléfono a quienes estaban solos, o facilitar los productos básicos a quienes no podían hacerse con ellos. Así surgió en Leganés la Red de Ayuda Mutua que ha anunciado el fin de su actividad para el próximo mes de enero de 2021.

Durante los últimos ocho más, más de 230 familias han sido atendidas por esta organización de voluntarios que surgió, como remarcan en su comunicado, de forma provisional. Y es que se trataba de un apoyo a los Servicios Sociales municipales, desbordados en un primer momento, hasta que pudieran ponerse al día. Sin embargo, la situación sigue a día de hoy igual que en marzo.

“El Ayuntamiento se ha acomodado a que las entidades ciudadanas cubran un papel que solo a la Administración le corresponde”, aseguran en un duro comunicado en el que exigen la reacción de los Servicios Sociales municipales llevando a cabo las medidas necesarias que ya han sido aprobadas por el Pleno de Leganés. Entre ellas se encuentran reforzar la plantilla, simplificar la documentación para acceder a las ayudas o priorizar las ayudas en el gasto público. 

No obstante, los propios usuarios denuncian que la burocracia en muchas ocasiones les impide acceder a los recursos municipales, sobre todo, quienes están viviendo en una habitación alquilada o comparten piso en el que no se pueden empadronar. Y los que sí pueden acceder a ello, denuncian la tardanza de las ayudas y las citas debido a la falta de personal en el servicio. 

Por su parte, la concejala de Servicios Sociales de Leganés ha declarado en varias ocasiones que “estamos movilizando todos los recursos posibles” para dar la atención necesaria. Además, recientemente se anunció que se estaba trabajando en la creación de una tarjeta monedero para que los beneficiarios de estas ayudas puedan comprar en los comercios de Leganés adheridos a la campaña.