Auxiliar de acompañamiento trabajando. Foto: Ayuntamiento de Leganés

El Ayuntamiento de Leganés reorienta y amplía su proyecto de Auxiliares de Acompañamiento para cubrir las necesidades que la COVID-19 está provocando en los vecinos que más lo necesitan

El Ayuntamiento de Leganés continúa avanzando en el proyecto de Auxiliares de Acompañamiento y desde la Concejalía de Servicios Sociales se ha adaptado este proyecto municipal a los tiempos de COVID-19 y a las nuevas necesidades detectadas y existentes entre la población más vulnerable de la localidad. Gracias a esta iniciativa, 11 trabajadores municipales asisten a vecinos y vecinas de Leganés en gestiones telemáticas y telefónicas, acompañan en el reinicio de terapias o acompañan a los leganenses de más edad a los centros de vacunación.

Los concejales de Recursos Humanos, Desarrollo Local, Empleo, Sostenibilidad y Movilidad, Fran Muñoz; y Servicios Sociales, Cultura e Igualdad, Eva Martínez, han visitado a las trabajadoras del proyecto (diez mujeres y un hombre) para reconocer su labor y el trabajo que están realizado para mejorar la calidad de vida de los vecinos y vecinas que más lo necesitan.

El objetivo este proyecto municipal es mejorar la calidad de vida de las personas que viven solas y se encuentran en situación de vulnerabilidad prioritariamente, así como toda aquella persona con discapacidad que no tiene apoyos familiares. Este proyecto municipal se dirige a personas en situación de soledad no deseada, que vivan solas o que su pareja o acompañante presente limitaciones en la movilidad para desarrollar actividades de la vida cotidiana fuera del domicilio.

“Desde la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Leganés continuamos ampliando los servicios que cuidan a la ciudadanía de nuestro municipio. Por ello el servicio de auxiliares de acompañamiento no solo se ha adaptado a la situación de Coronavirus, sino que además se han ampliado los servicios que se están realizando como el acompañamiento telefónico y presencial, acompañamiento físico y emocional y el acompañamiento a las personas mayores”, ha indicado la responsable de Servicios Sociales, Eva Martínez.

Por su parte, Muñoz destacó que los resultados del proyecto “son especialmente buenos no solo porque han tenido una oportunidad de trabajar después de varios años de desempleo, sino porque el servicio que están ofreciendo está dejando muy buen sabor de boca entre nuestros mayores, nuestras mayores y fundamentalmente entre la gente dependiente de nuestra ciudad”.

Entre las funciones que desarrollan las Auxiliares de Acompañamiento están las de acompañamiento individual a las personas que lo necesitan, acompañamiento a citas médicas o de vacunación, salidas diarias de paseo a personas con dificultad para ello o el acompañamiento telefónico y presencial para la realización de diferentes gestiones bancarias o administrativas, el acompañamiento físico y emocional, la supervisión de la medicación y/o ayuda en las indicaciones médicas. La soledad es un factor clave que afecta a la salud física y psicológica de las personas mayores o en situación de vulnerabilidad como así indican los estudios científicos.

Los trabajadores del programa obtendrán un Certificado de Profesionalidad

Por primera vez los trabajadores del programa, incorporados gracias a los programas de empleo para personas desempleadas mayores de 30 años, obtendrán un Certificado de Profesionalidad, lo que, en palabras de Martínez muestra que “desde el equipo de Gobierno apostamos por la profesionalización de servicios que cuidan a la ciudadanía de Leganés en un esfuerzo por reforzar el sistema de cuidados para que llegue a quien más lo necesita”.

El programa de Auxiliares de Acompañamiento se puso en marcha por primera vez en 2018 para apoyar y acompañar a mayores, personas con discapacidad intelectual o problemas graves de movilidad. Se realizaron más de 6.600 atenciones en solo un año para acudir al Hospital Severo Ochoa, a los Centros de Día o simplemente para salir a pasear y encontrarse con otros mayores. Algunas de estas personas llevaban más de seis meses sin salir de sus hogares.

Related Posts