Fachada del hospital Severo Ochoa. Foto: Aroa Díaz

Este viernes, 28 pacientes COVID se encuentran ingresados en el Hospital Severo Ochoa de Leganés, 6 de ellos en la UCI. 

“Hice guardia un martes y aquello parecía la Gran Vía, todo lleno de jóvenes que daban positivo”. Así lo describía la pasada semana el Dr Luis Díaz Izquierdo, responsable de Urgencias, en una entrevista con LEGANÉS ACTIVO quien acusaba el cansancio del personal sanitario en esta quinta ola. Y es que, el número de pacientes vuelve a ir en aumento. 

Este viernes, el Hospital Severo Ochoa ha comenzado con 28 pacientes positivos de COVID ingresados: 22 de ellos en planta y 6 en la UCI. Unos datos que superan los registrados este mismo martes cuando había 4 pacientes en cuidados intensivos y los mismos en planta. Pacientes cuya edad media es de 43 años aunque en su mayoría son jóvenes que aún no se han podido vacunar.

No obstante, los hospitales de la región han notado alivio en la presión desde que se construyera el Hospital Enfermera Isabel Zendal. Por ejemplo, desde el Hospital Severo Ochoa se derivan una media de 5 pacientes a la semana a este centro. Sin embargo, el nuevo ‘hospital de pandemias’ está empezando a notar la saturación con más de 200 pacientes ingresados.

Mucha más precaución

Por todo ello los sanitarios llaman a la precaución con esta variante delta debido a que es mucho más contagiosa que las anteriores. Así, son muchas las voces que alertan sobre la relajación de gran parte de la población con respecto al uso de la mascarilla recordando que, aunque se esté vacunado se puede contraer y contagiar el coronavirus.

Lavado de manos, mascarilla y distancia social siguen siendo imprescindibles para poder frenar el número de contagios y, sobre todo, de pacientes en el hospitales.

Noticias relacionadas