Reunión de la Consejería de Educación. Foto: Comunidad de Madrid

Se prevé la contratación de 3000 docentes y se mantendrán medidas sanitarias, como el uso de mascarilla, mayor limpieza y desinfección de centros o el coordinador COVID

La Comunidad de Madrid plantea un curso escolar 2021/22 con máxima presencialidad en todos los niveles, la puesta en marcha del mayor plan de refuerzo escolar de la Historia de la Comunidad de Madrid y el mantenimiento de medidas sanitarias ante el COVID-19. De esta manera, la mascarilla continuará siendo obligatoria a partir de alumnos con seis años de edad, los centros contarán con el coordinador COVID-19 y se continuará con el aumento de limpieza y desinfección.

Así lo ha señalado hoy el consejero de Educación, Universidades y Ciencia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, durante su intervención en la Conferencia Sectorial de Educación en la que han participado representantes de las comunidades autónomas y del Gobierno de España. El curso que comienza en unos días mantendrá también medidas organizativas, elementos -como mamparas o paneles, etc…- que faciliten la separación entre el alumnado, la utilización de los espacios al aire libre, el establecimiento de entradas escalonadas por puertas diferenciadas o la reducción al mínimo de los desplazamientos de alumnos.

Ossorio ha explicado el mayor plan de refuerzo escolar de la Historia de la región que el Gobierno autonómico realizará el próximo curso 2021/22, con la contratación extraordinaria de 2.931 profesores y profesionales. En Educación Infantil y Primaria y Especial, se incorporarán cerca de 700 docentes y profesionales más a los colegios públicos para apoyar a todo el alumnado, de los que 365 serán maestros especialistas en Pedagogía Terapéutica (PT) o Audición y Lenguaje (AL) para facilitar atención individualizada de los estudiantes con necesidades educativas especiales.

A estos, se sumarán 134 orientadores, 200 maestros de apoyo en Educación Primaria para Lengua y Matemáticas en 1o y 2o de Primaria con alumnado que se hayan podido ver perjudicados por las consecuencias de la COVID-19.

Refuerzo en Secundaria, FP y Bachillerato

Por su parte, en Secundaria, FP y Régimen Especial, el incremento alcanzará los 1.421 profesionales, entre los que se encuentran más de 600 profesores, 91 orientadores más de 100 profesores de las especialidades de Pedagogía Terapéutica (PT) y Audición y Lenguaje (AL) para la atención educativa de alumnos con necesidades especiales. Otros 630 profesores realizarán funciones de apoyo y refuerzo en ESO y Bachillerato en Matemáticas, Lengua y Literatura y 400 personas de administración y servicios. Asimismo, en los centros concertados se va a reforzar la contratación con 411 docentes y nuevos orientadores en Primaria que permitirán tener un orientador por cada centro.

Por otro lado, y con el fin de garantizar la máxima presencialidad del alumnado, Ossorio ha indicado la necesidad de actualizar los indicadores que sirven para determinar los diferentes niveles de alerta, puesto que estos fueron establecidos en el 2020 en plena pandemia, cuando ni siquiera se había comenzado con la vacunación en España. Asimismo, ha solicitado al Gobierno de la nación que habilite a las regiones recursos necesarios para mantener las medidas de prevención sanitarias por el COVID-19 en los centros educativos.

El representante del Ejecutivo madrileño ha señalado que el mantenimiento de la actividad escolar en condiciones de seguridad conlleva una inversión extra, por lo que ha pedido la colaboración del Estado. “No se deben confundir estos recursos que pedimos con los fondos del MRR (Mecanismo para la Recuperación y la Resiliencia), que no tienen relación con los gastos que vamos a adoptar en los centros de educación”, ha apuntado.